La Cámara de Comercio se suma a las ideas que tratan de reivindicar al pequeño comercio con la campaña ‘#RegalaNegocioLocal’, que quiere incitar el consumo de los ciudadanos de la provincia en los establecimientos de su localidad, en entre los momentos clave del año para . Este año, además, la tiene «la importancia añadida de ayudar a mitigar las consecuencias creadas por la crisis del coronavirus», según comentan en la institución.

La campaña está circulando por las redes sociales desde principios del mes de diciembre y busca destacar, por una parte, «la extensa oferta comercial» en la provincia de Cáceres y asimismo «la señalada experiencia» del área. De ahí que, si bien asumen que las ventas en línea son «una tendencia creciente» con la que hay que convivir, reclaman la función que el comercio local ejerce como «área dinamizador» en todas las localidades, que además genera empleo y riqueza en el territorio.

«La intención de esta y de otras campañas de apoyo al comercio es buena, pero no son la tabla de salvación para nosotros y la mayoría se han planeado tarde», valora Paki Campos, presidenta de la Asociación de Hombres de negocios del Comercio de Cáceres. La sensación extendida que ella describe entre sus socios es que, alén de estas acciones, el escenario de las compras navideñas es poco halagador para el sector, que va salvando a duras penas entre las campañas que comúnmente deja una mochila bastante para aguantar los meses pésimos que llegan tras la Navidad y el periodo de rebajas. «Siempre se produce un apretón importante el mismo día de Nochebuena, con regalos de ultima hora. No tengo datos aún de ese instante concreto, pero las sensaciones de los días previos es que la campaña estaba muy flojita. Nada que ver con otros años», apunta Campos. A su juicio «ni hay ánimo» entre la multitud, ni habitualmente tan tampoco «recursos económicos». Y a eso se une «el miedo a las aglomeraciones», señala.

Ventas a medio gas

En algunas de las primordiales zonas comerciales de la ciudad refrendan esa misma sensación. En la calle Gómez Becerra, una de las arterias comerciales con más movimiento asimismo las ventas han ido a medio gas con los encargos de Papá Noel. «El apoyo al sector existe, pero ahora tiene que salir la gente a comprar y ahí, hasta que esta calle no sea peatonal tenemos un aspecto en contra», reclama el vicepresidente de la asociación de comerciantes de esta región, Chema Retortillo, que confía en que las obras comiencen cuanto antes y permitan dar un impulso a la zona.

Tampoco es preferible la situación en la arteria comercial más especial que supone la región de San Pedro de Alcántara, Santa Joaquina de Vedruna y ‘Los Obispos’. La asociación de mercaderes Astoria, que agrupa a los empresarios de estas calles, también califica como «floja» la campaña navideña hasta el momento. La mayor parte confía en todo caso, en que la proximidad de los Reyes Magos, acelere las ventas en los próximos días aunque dudan de que se pueda llegar a las cantidades de otros años.

«Se piensa que los días que quedan por enfrente son los más gordos. Mas veremos si lo son», apunta Retortillo. 






Fuente