Unos 2.000 autónomos y pequeñas y medianas compañias (pymes) de Badajoz han solicitado las ayudas habilitadas por el ayuntamiento, a través del Plan Reactiba, para mitigar los efectos de la covid-19 en sus negocios, cuyo plazo acabó el pasado 30 de noviembre. Esto supone que se concederán subvenciones por un importe aproximado de 1,6 millones de euros, poco más de media parta de los 3 millones con los que estaba dotada esta convocatoria.

Conforme han informado los concejales de Empleo y Avance Económico y Economía y Hacienda, Blanca Van a subir y Eladio Buzo, respectivamente, ya se han resuelto 736 expedientes, cuyos beneficiarios comenzarán a recibir los abonos a finales de la próxima semana (unos 600.000 euros en conjunto). La previsión es que todas las ayudas estén abonadas en la primera quincena de enero.

El 85% de los solicitantes se han acogido a la línea 1 de las subvenciones, que establece ayudas por cese de la actividad de entre 800 y 1.000 euros (aunque en algún caso podría alcanzar los 1.500 euros), en tanto que el otro 15% se han acogido a la línea 2, para negocios que vieron reducida en un 50% o más su facturación a lo largo de la primera ola de la pandemia (entre 400 y 600 euros). De los 736 expedientes ahora resueltos, 661 se corresponden con la primera categoría y 75 con la segunda.

Van a subir y Buzo se han mostrado satisfechos con el resultado de este Plan Reactiba, que el concejal de Hacienda ha calificado como un «éxito». Sobre las protestas de asociaciones de autónomos y empresarios por la complejidad del desarrollo para pedir estas ayudas por el elevado «papeleo», han defendido que unicamente se ha requerido la documentación necesaria que se pide para garantizar que el dinero público «llegue a las empresas que lo necesiten y lo argumenten». «No pienso que ninguna empresa haya dejado de solicitar ninguna asistencia por el papeleo», ha señalado Blanca Van a subir, quien ha puesto en valor el esfuerzo de las gestiones locales, en este caso del Municipio de Badajoz, para poner en marcha medidas en beneficio de los colectivos más castigados por la pandemia con fondos propios, ya que, según ha recordado, el dinero procedente del Gobierno central y de Europa lo administran las comunidades autónomas, pero no los municipios.






Fuente