El buen tiempo acompañó y animó a los pacenses a salir a la calle al mediodía en Nochebuena, como ya es tradición, si bien este año con las limitaciones que marca la pandemia. Muchas terrazas se llenaron. Mas los bares estaban obligados a cerrar a las 18.00 horas y hubo quien se resistió a dejar las copas. De esta forma, la Policía Local de Badajoz realizó 22 demandas por consumir alcohol en la vía pública la tarde del día 24, según notificó el ayuntamiento ayer.
No fue la única actuación policial en el turno de la tarde. Además de esto, los agentes intervinieron en 3 reyertas y levantaron 8 actas por estupefacientes.

De igual modo, 2 personas fueron denunciadas por no llevar puesta la mascarilla, como fuerzan las normas de protección sanitaria, y otras ocho denuncias se pusieron por no cumplir la restricción de reunirse un máximo de seis personas. Los agentes denunciaron también a un establecimiento público. Por otra parte, 35 personas fueron identificadas.

El turno de noche fue más tranquilo, salvo algunos anuncios en fiestas que se estaban celebrando en domicilios.

Por otra parte, ayer, día de Navidad, la Policía Local de Badajoz detuvo a un individuo por abrasar un coche en la barriada de San Roque.






Fuente