El operador ferroviario Adif mantendrá a lo largo de 2021 los cánones (peajes que cobra a los operadores, como Renfe, por el uso de las infraestructuras) vigentes, excepto la tarifa de entrada a la velocidad superior que se rebaja en un 23% para potenciar la liberalización ferroviaria que se generará el próximo año.

Sin embargo, el ministerio que dirige José Luis Ábalos compensará al administrador de infraestructuras ferroviarias Adif por «por la diferencia de los capital» entre la aplicación de las tarifas vigentes y los que habrían obtenido con su propuesta.

De este modo lo ha informado Adif en un aviso en el que enseña que el pasado viernes se reunió con las empresas ferroviarias con licencia para operar con viajeros o mercancías para exponerles su iniciativa de tarifas para los cánones ferroviarios en 2021. La iniciativa fue aprobada por los consejos de administración de Adif y Adif AV, doblegada a consulta de las empresas y a informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y remitida al ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para al final incorporarse al emprendimiento presupuestario de 2021.

Con estas tarifas, Adif trata de «proveer unas condiciones interesantes» para la utilización de las líneas férreas, «sabiendo la incertidumbre generada por la actual crisis sanitaria y popular, adoptando medidas proclives a facilitar la expansión de la oferta de servicios», con el propósito de alcanzar en el año 2021 los niveles de tráfico anteriores a la pandemia.

La principal novedad que muestran las tarifas es la reducción del 23% de la cuantía unitaria del canon de mínimo de ingreso para los trenes de pasajeros de gran distancia en líneas de velocidad superior a las puertas de la entrada de compañias privadas para desafiar a Renfe que debiera iniciar el 14 de diciembre del actual año pero se ha pospuesto hasta marzo del 2021 por el covid-19.

La aplicación de esta cuota, junto con la adición vigente desde 2018, que se abona dependiendo del número de plazas del tren, supondrá según Adif que, en 2021, un tren de velocidad superior de 360 plazas que realice el camino La capital española-Barna pagará un canon de 7.844 euros, frente a los 8.954 euros abonados en la actualidad, un 12,4% menos. En el caso del camino Madrid-Sevilla, este tren abonará un canon de 4.196 euros frente a los 5.004 euros actuales, un 16,2% menos, y 2.274 euros en frente de los 2.947 euros abonados en 2020 para los trenes de velocidad superior que hagan el paseo La capital española-Valencia, un 22,8% menos.

Otro aspecto novedoso es la introducción en el canon por estacionamiento en las vías con andén de las estaciones, de una tarifa achicada en un 50% para el periodo horario de menor saturación comprendido entre la medianoche y las 4.59 horas. La tarifa para los tráficos de mercancías sigue en 20 céntimos de euro por tren quilómetro para las líneas de la red común.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí