El posible pase de María Romero del Alter Enersun Al-Qázeres Extremadura al Extremadura Miralvalle no es que esté en punto fallecido, pero tampoco acaba de avanzar. Las tres partes se están posicionando en un proceso que va a tener a buen seguro más episodios hasta que se resuelva de un modo o bien otro.

La jugadora, de 20 años y 1,73, está prácticamente decidida a marcharse a su ciudad natal, Plasencia, en la búsqueda del importancia que no tiene en la Liga Femenina Endesa. En el Miralvalle tendría los minutos garantizados en un equipo que está comenzando seguramente mejor de lo esperado su andadura en la Liga Femenina 2. Según ha podido entender este períodico, Romero ahora ha expresado sus sentimientos al club cacereño, que ahora medita qué decisión tomar al respecto. Por una parte entiende que desee jugar más, mas por otro considera su asistencia muy importante en el día a día y en instantes puntuales de los encuentros.

Por su lado, el Miralvalle lo tiene claro: sus relaciones con el Al-Qázeres mejoraron en los últimos tiempos y no va a ingresar en una guerra ni en una negociación profunda. Si Romero llega liberada de su contrato, la acogerá en su seno. Si no, procurará otras elecciones para remarcar su juego exterior. 






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí