El Guadiana siempre ha estado ahí, antes que la ciudad, y es ya hora de respetarlo, cuidarlo y reconocer sus gigantes valores. Tres jóvenes biólogos de Badajoz lo tienen claro. Son Marta Villasán, Álvaro Pérez y Ángel Mejías. Crearon la oenegé Bioinnova Innovación y Biodiversidad y este año SEO Birdlife les ha concedido el emprendimiento de apadrinar un espacio natural, con su iniciativa ‘Guardianes del Guadiana’ sobre educación ambiental y la conservación de la Región de Particular Protección de Aves (ZEPA).

El Guadiana «es un espacio con unos enormes valores naturales y pensamos que no es bastante conocido por la ciudadanía, más que nada por los que vivimos en Badajoz, pero tampoco fuera», enseña Marta Villasán. El proyecto radica en organizar talleres para dar a conocer los valores de su ecosistema, especies que lo habitan, amenazas como la contaminación, la acumulación de basura o las especies invasoras, su vegetación, mientras que movilizan acciones como grupo ciudadano para cuidarlo. Su filosofía es que «si algo no se conoce, no se puede ver y si no se aprecia, no se asegura»

 
Los primeros talleres se festejaron ayer, en la margen izquierda, en el mirador junto al puente Real. Uno sobre especies invasoras, otro de aves acuáticas y una acción por el medio ámbito, que consistió en la obtenida de basura, dentro de la campaña ‘Libera un metro cuadrado’. La intención es reiterar esta actividad una vez al mes o bien cada un par de meses. Con el taller de especies invasoras (camalote, nenúfar mexicano, pico de coral, tortuga de Florida, diamantes mandarinos y otras), los competidores, aparte de conocerlas efectuarán un censo para hacerles un seguimiento.

Uno de los biólogos, Ángel Mejías, es anillador profesional y van a aprovechar su experiencia para el próximo taller, que se celebrará el 27 de diciembre en el mirador del azud. Lo anunciarán en comunidades (Facebook e Instagram) para que los interesados logren apuntarse

El proyecto tiene el apoyo del Ayuntamiento de Badajoz, que va a realizar acciones paralelas y en coordinación con esta oenegé, según Marta Villasán. Una de estas acciones va a ser la colocación de nuevos avisos en las márgenes del río con información sobre las aves, las consecuencias de tirar basura, las especies invasoras y consejos de buenas prácticas.
Álvaro Pérez piensa que «falta educación ambiental» anteriormente y aunque ahora se intenta comunicar valores a los niños «si los adultos no los tenemos, no entendemos transmitirlos».






Fuente