El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado la decisión del ejecutivo autonómico de confinar la comunidad autónoma de forma perimetral desde las 00:00 horas de este martes 27 de octubre, y hasta el próximo 9 de noviembre, medida permitida por la normativa sobre el estado. de alarma aprobada este domingo en Consejo de Ministros.

Lambán recordó, en rueda de prensa, que las tres capitales de provincia -Huesca, Zaragoza y Teruel- ya se encuentran en confinamiento perimetral desde la semana pasada, que se está manteniendo, y que ahora se está ampliando al conjunto de la comarca. que los habitantes del resto de municipios puedan circular libremente dentro de Aragón, territorio que está confinado a la circulación con respecto a otras comunidades autónomas, «salvo motivos justificados», ha afirmado.

El consejero delegado aragonés ha considerado que la evolución de la pandemia de coronavirus obliga a tomar este tipo de medidas. “Sería temerario suavizar la dureza” de ellos ya que esta semana y la próxima, como la anterior, son “claves para bajar la curva de contagio” del covid-19, ha esgrimido Lambán.

Asimismo, ha dicho que el horario de toque de queda se mantendrá entre las 23:00 horas. y las 6 de la mañana en esta comunidad autónoma, descartándose modificarlo, según lo permita la normativa estatal a las comunidades autónomas. También ha rechazado la posibilidad de aplicar cierres de fin de semana. «No es algo que nos hayamos planteado», apuntó.

Por otro lado, el presidente del Principado, Adrián Barbón, trasladará esta tarde la necesidad de cerrar Asturias en el perímetro, limitando las entradas y salidas de la comarca salvo motivos justificados. Como ha sabido La Nueva España, Barbón hará esta propuesta bajo la premisa de que es necesario tomar medidas drásticas para frenar la propagación de infecciones.

El mandatario regional ha repetido en numerosas ocasiones que detener la epidemia y salvar vidas es la mejor forma de impulsar la recuperación económica, lo que en ocasiones le ha llevado a proponer medidas más estrictas que las propuestas por el Ministerio según los índices de contagio.

Adrián Barbón se ha mostrado partidario de la declaración del estado de alarma y la implementación del toque de queda. Esta tarde, la comisión interadministrativa de seguimiento de la pandemia (que incluye el Principado, la Delegación del Gobierno y los municipios) evaluará si el inicio del toque de queda decretado por el Gobierno central se aplaza una hora, trasladando a la medianoche la prohibición de estar en la calle.

Barbón ya defendió en junio la necesidad de que las comunidades con peores datos siguieran en estado de alarma, aunque al final su planteamiento fue ignorado ya que todas las autonomías iniciaron una carrera por alcanzar la nueva normalidad cuanto antes. En medios cercanos al gobierno, se destaca que el planteamiento de establecer un cierre perimetral de Asturias es coherente con estas posiciones. No solo es necesario tener en cuenta la situación epidemiológica del Principado, sino también la de las comunidades vecinas.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí