La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Mercados (Asedas), ha solicitado este martes ante la Comisión Europea, el reconocimiento de la distribución alimenticia como sector estratégico fundamental, al tener en cuenta que «es la mejor forma para llevar a cabo frente con agilidad y efectividad a futuras crisis sanitarias o bien de otro tipo». Felipe Medina, secretario general técnico de la asociación, ha defendido frente a la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, que el sector de la distribución alimenticia ha de ser incluido en el marco la propuesta de “soberanía estratégica” que Europa está construyendo gracias a su aptitud de garantizar el acceso a la nutrición de todos los europeos en momentos bien difíciles y comunicar así una tranquilidad muy necesaria a lo largo de los instantes más delicados de las crisis.

El organismo comunitario ha reunido a representantes de la distribución de diferentes países de Europa para investigar el comportamiento del sector agroalimentario a lo largo de la pandemia y obtener aprendizajes de cara al futuro. Medina ha señalado la necesidad de limitar la presión normativa –en España, esta se ha aumentado en un 572% a lo largo del Estado de Alarma, según un informe de CEOE- para remover costos extraordinarios y trabas burocráticas innecesarias. “La distribución demostró un gran sentido de la responsabilidad y de compromiso con las gestiones y con los ciudadanos a la hora de aplicar las normativas sanitarias, inclusive adelantándose a las medidas recomendadas en los primeros momentos de confusión de la crisis, con el poco conocimiento que se tenía. Hemos evidenciado que somos un sector en el que se puede confiar y, por esto, es requisito limitar la enorme proliferación de reglas que llegan continuamente desde los diferentes gobiernos municipales, autonómicos y central y considerarlo como un aliado irremplazable en la tarea de servir a los clientes comestibles seguros y de calidad en todo instante”, afirmó.

Además, el secretario general técnico de Asedas ha descrito la excelente tarea que ha realizado la distribución alimenticia que, en momentos de gran tensión y confusión, contribuyó a dar tranquilidad a la población al demostrar muy rápidamente que la nutrición no sería un problema en esta crisis. El compromiso de los trabajadores y el liderazgo de los empresarios, que tuvieron adoptar decisiones valientes con gran eficacia fueron algunas de las claves del éxito. “El reto fué enorme y pudimos superarlo por medio de una organización enormemente eficiente, la aptitud de reacción de los hombres de negocios y al deber de los empleados, que demostraron una gran responsabilidad y sentido de pertenencia al sector”, ha dicho.

Según un trabajo de investigación hecho por Morning Consult para IBM, España es el país donde menos interrupciones de la cadena de suministro alimenticia se han registrado a lo largo de la pandemia del coronavirus, ya que un 82% de encuestados aseguran no haber experimentado problemas de abastecimiento, superando la media europea del 77%, según los datos de la encuesta efectuada por Morning Consult para IBM.






Fuente