El fútbol de segunda y tercera división se acerca a la temporada más importante de la historia desde la famosa reorganización del Grupo B a finales de los 80. La pandemia, la necesidad de crear una tercera categoría profesional, y la única forma de colarse entre subcampeón y subcampeón B, se requieren nuevos formatos de competencia para establecer cinco categorías nacionales durante el próximo año. Eso también tendrá un nuevo nombre. Vamos por partes.

El nuevo segundo B cuenta con un total de 102 equipos, los cinco clubes extremeños (Extremadura, Badajoz, Don Benito, Mérida y Villanovense) caen junto a Talavera, Socuéllamos, Villarrobledo, Villarrubia y Melilla en el subgrupo B del grupo V.

Este subgrupo tendrá una fase inicial de 18 días durante la cual todos se enfrentarán en juegos de ida y vuelta. La competencia tendrá lugar del 18 de octubre al 21 de marzo. Los tres primeros clasificados tienen entrada garantizada a la Pro League del próximo año, que será la tercera categoría profesional (por debajo de la segunda). Además, estos tres equipos estarán entre los tres primeros clasificados del subgrupo A para formar una liga de seis jugadores. Hay que dejar claro que los puntos, goles y goles encajados se trasladan de la primera fase, de modo que desde el primer día de partido todos estos puntos y goles cuentan hasta el final.

Estos seis equipos solo juegan seis rondas, ya que los del subgrupo B solo se miden de ida y vuelta con los del subgrupo A, sin nuevos encuentros entre equipos del mismo subgrupo. Los tres primeros clasificados pasan a los playoffs para ascender al segundo lugar. Esto sucede en dos piernas hacia adelante y hacia atrás.

En el subgrupo de Extremadura, cuarto, quinto y sexto grados de la primera fase se jugarán un billete a la Pro League en la segunda fase. Se cruzan con el cuarto, quinto y sexto del otro subgrupo. Se establecerá una liga similar a la anterior y los dos primeros clasificados serán admitidos a la Pro League mientras que el resto será un equipo de la segunda División B, que pasará a ser la cuarta categoría. Prácticamente dejarías caer una categoría.

¿Qué pasa con los que están entre el séptimo y el décimo lugar en la primera fase? Están jugando la segunda etapa porque no están relegando a la tercera grada y se quedan en la segunda B, pero se habrían quedado sin opciones para unirse al Pro en esta segunda etapa. Se forman grupos de ocho equipos. Los cuatro primeros tras ocho jornadas con el resto de equipos del otro subgrupo quedan en la segunda B y los cuatro últimos pasan a la tercera, quedando prácticamente relegadas dos categorías.

TERCER DEPARTAMENTO /. En el tercer apartado, el formato es similar, aunque con matices. Con foco en el grupo extremeño, que a su vez se divide en dos subgrupos, habrá una liga de 20 partidos con partidos de ida y vuelta.

Los tres mejores jugadores de cada subgrupo se unen a una liga de seis días en la que aquellos que ya han dividido un subgrupo no pueden enfrentarse como en el segundo formato de competición B.

De esta liga de seis piezas, los dos primeros clasificados reciben un boleto para el segundo B, que ahora se conoce como el segundo RFEF, mientras que los cuatro restantes pueden pasar las rondas clasificatorias para volver a intentar esta promoción en un play-off.

Los que vienen del cuarto al séptimo lugar en cada uno de los subgrupos también se encuentran en una liga de ocho jugadores. Los dos primeros serán inducidos a los playoffs para ascender al segundo lugar, mientras que el resto ya permanece en el tercer lugar.

Finalmente, del octavo al undécimo, juegan otra liga de ocho jugadores, Roundtrip, y salvan a los cuatro primeros clasificados.

Las fases de promoción hasta la segunda B siempre serán un solo juego.

REGULAR /. Ambas competencias comienzan el 18 de octubre. El registro de futbolistas se podrá formalizar hasta el 5 de octubre de 2020 y luego del 4 de enero al 1 de febrero de 2021 en la segunda división «B» y de forma continua hasta el 1 de febrero de 2021 en la tercera división. También se detalla que los clubes pueden recibir un máximo de 22 licencias de futbolista en su plantilla, incluyendo no más de 16 jugadores mayores de 23 años durante toda la temporada deportiva. En particular en la segunda división «B», al menos 10 licencias de la categoría «P» deberán estar presentes durante toda la temporada, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 121 del Reglamento General.

Las reglas incluyen la capacidad de colocar en el banco hasta nueve suplentes para hacer hasta cinco cambios en tres paradas, así como una sustitución adicional en caso de que los play-offs de promoción se prolonguen antes del comienzo o cuando se separe. de.

Además, las asociaciones deben presentar ciertos documentos a la RFEF con fines informativos y para una evaluación general del estado económico y financiero de las divisiones individuales, con el fin de mejorar los mecanismos de control y proteger los intereses de la competencia.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí