Los usuarios de la Biblioteca Pública del Estado Bartolomé J. Gallardo de Badajoz que se hayan retrasado en la devolución de libros o bien material audiovisual tienen la oportunidad de enmendar su ‘olvido’ sin ser sancionados y a la vez ayudar a una causa caritativa, ya que se les condonará el castigo a cambio de un kilo de productos no perecederos para el Banco de Alimentos. De esta ‘bula’ solo podrán beneficiarse los lectores hasta el próximo 10 de enero, si bien la biblioteca proseguirá recogiendo, ya sin prebenda, las donaciones de sus sus individuos, como transporta realizando desde el pasado 20 de octubre, en las cajas que se han colocado en el vestíbulo de la biblioteca. Todos los comestibles son bienvenidos, pero se necesitan más que nada potitos.

Esta campaña particular para animar a los usuarios que tengan sanciones también se ha puesto en marcha en las bibliotecas de Mérida y Cáceres. Carmen de la Carrera, directora de la de Badajoz, confió en que sirva para incrementar las donaciones, aparte de para recuperar ciertos fondos. En este sentido, señaló que, si bien la mayoría de las personas que se llevan libros o bien material audiovisual en préstamo los devuelven dentro de los plazos establecidos, hay otras que hacen ni caso a las reglas y a los avisos que se les remiten para que los entreguen.

A fecha del jueves, la biblioteca tenía registrados casi 3.500 préstamos y más de 753 habían sobrepasado el período de devolución (un 21% precisamente). Sin embargo, en estos últimos se tienen dentro esos que no se han devuelto en los tres primeros días tras cumplirse la fecha límite, que es en el momento en que se comienza a sancionar, por lo cual la cifra de préstamos ‘intensamenta perdido’ es menor. Se prestan hasta 21 libros, cedés y documentos durante 21 días, y las gacetas y audiovisuales, una semana. Cinco días antes de que cumpla el período de devolución, el usuario puede solicitar una renovación por otro periodo similar, mientras que no haya sido ya reservado por otra persona.

Cada día de retraso, a contar desde el tercero no devuelto, es un día de sanción, que no acarrea multa económica, sino se traduce en días sin poder acceder a nuevos préstamos.

Carmen de la Carrera se felicitó de la respuesta de los usuarios a las campañas que se pusieron en marcha para donar comestibles, a pesar de que la afluencia a la biblioteca se ha reducido considerablemente como consecuencia de la pandemia, tanto por el cierre de la pandemia y la reducción de aforos desde entonces como por el miedo de bastante gente a acudir a instalaciones públicas. Hasta el 31 de octubre de este año, se han registrado 66.842 visitas, en el momento en que en el mismo periodo del 2019 se contabilizaron 160.000.

Asimismo se han reducido los préstamos pasando de los 100.000 con los que se cerró el año pasado, a los poco más de 35.000 que se realizaron hasta noviembre del 2020.






Fuente