Pese al repunte de los contagios y la indecisión que rodea a la pandemia del coronavirus en todo el conjunto de naciones europeo, la economía de españa logró resistir durante el último trimestre del año y lo proseguirá realizando durante esta recta final del 2020 con un desarrollo positivo en el cuarto trimestre que dejará disponer de una base sólida para impulsar la recuperación durante 2021. De esta forma lo ha señalado la vicepresidenta y ministra de economía, Nadia Calviño, antes de formar parte en un Eurogrupo extraordinario con una agenda centrada en la situación económica y los planes presupuestarios de los países de la Eurozona.

Los indicadores más recientes reflejan que el encontronazo económico de esta segunda ola que estamos viviendo no es comparable con la primera ola que habitamos primavera, ha relevante Calviño. Durante el segundo trimestre del año la economía española se desplomó un 17,8% para repuntar a lo largo del tercero un 16,7%. Un dato que confirma la aptitud de resistencia de España, según la vicepresidenta, que no ha amado prestar cifras específicas sobre sus previsiones de crecimiento del PIB para los tres últimos meses del año.

Los indicadores son mixtos. Hubo una evolución positiva del mercado de trabajo en octubre y noviembre y de ahí que nuestro escenario central, con toda la cautela, es que la economía de españa esté sosteniendo un crecimiento positivo en esta parte final del año, y contemos con una aceptable base para impulsar una senda de desarrollo fuerte para 2021, ha insistido repitiendo que las previsiones, hasta que la pandemia de covid-19 esté bajo control, deben hacerse con suma cautela.

Evolución efectiva del mercado laboral

Entre los elementos positivos está la evolución del mercado laboral. Por una parte por la recuperación del empleo perdido en el segundo período de tres meses del año. Y, por otra, por la reducción del número de trabajadores que todavía están cubiertos por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo. Incluso en esta segunda ola y en un contexto de rebrotes observamos una considerable estabilización de estos trabajadores en el ámbito de los 700.000, ha precisado Calviño.

Lo malo: los indicadores relacionados con el consumo que son menos positivos en un ámbito en el que hubo hasta ahora limitaciones a la actividad económica y la apertura de negocios en partes de nuestro territorio, explicó. En cualquier caso, Calviño ha asegurado que las noticias recibidas desde el instante en que hicieron sus previsiones económicas, el pasado 15 de octubre, han sido positivas y que han permitido alejar o bien descartar los escenarios más negativos.

Salario mínimo interprofesional

Calviño, que mantiene un estrecho contacto con la Comisión Europea para culminar el proyecto estatal de reformas que presentará en el mes de enero a Bruselas como condición sine qua non para acceder a los 140.000 millones asignados a España en el Fondo de recuperación, también se ha referido a una eventual subida del salario mínimo interprofesional, que mantiene enfrentado desde adentro al Gobierno. Según la vicepresidenta, el Ejecutivo de Pedro Sánchez todavía están en fase de consultas con los agentes sociales.

Poseemos completamente claro y no hay duda del fuerte deber del gobierno con la pelea contra la precariedad, la revalorización de los sueldos y el SMI en particular (). El objetivo está claro pero se trata de ver como es la decisión más correcta para de año en año en función de las circunstancias, ha justificado frente a una situación marcada por la indecisión. El gobierno tendrá que tomar una resolución responsable y adecuada a las situaciones recientes, una vez tenidos en cuenta todos y cada uno de los distintos elementos importantes, indicó.






Fuente