No va a poder ser. La evolución de la pandemia no permitirá llegar a tiempo a fin de que las 17 fraternidades cacereñas puedan sacar de los santuarios sus 23 desfiles procesionales con 52 pasos en los ocho días que discurren entre el Domingo de Ramos (este año el 28 de marzo) y el Domingo de Resurrección (4 de abril). El pasado lunes, el arzobispo de Sevilla anuló las estaciones de penitencia de 2021, tal como todos y cada uno de los actos y celebraciones que deban salir a la vía pública. Suspendida Sevilla, y a tres meses de la Pasión, en otras capitales con Semana Santa de arraigo la cuestión ya no puede demorarse considerablemente más. El pleno de la Unión de Cofradías Penitenciales de Cáceres lo va a abordar en enero, mas este periódico puede corroborar que en 2021 tampoco va a haber procesiones en la localidad.

La suspensión de las estaciones de penitencia en Cáceres aún no se ha comunicado de forma oficial, pero en el seno de las cofradías son ya siendo conscientes de que tampoco van a poder sacar sus pasos en 2021. Se da por sentado. El presidente de la Unión de Cofradías Penitenciales de Cáceres, Santurrones Benítez, asegura que la decisión no puede tomarse hasta que de esta forma lo resuelvan todas y cada una de las fraternidades en el pleno previsto para enero, previa consulta al gestor diocesano de Coria-Cáceres y asimismo a la Subdelegación del Gobierno, responsable de la seguridad de todos los actos que se organizan en la vía pública. Pero naturalmente a nadie se le escapa que la evolución de la pandemia «hace muy dificultosa la organización de procesiones, vía crucis y otros actos que trasciendan los templos», reconoce Beatos Benítez, quien emplaza al acuerdo de las 17 hermandades, que debe tomarse en pocos días.

Otras citas

Por otro lado, aunque no haya procesiones, la Semana Santa sí se festejará. Cada cofradía es autónoma en sus cultos y ocupaciones, y la pasión va más allá de las estaciones de penitencia, puesto que incluye distintas actividades en los templos y en distintos recintos. Nuestra Unión de Cofradías Penitenciales mantiene de momento sus actos y cultos, salvo la presentación de la Semana Santa cacereña en Segovia, que se ha pospuesto hasta 2022. El resto (pregón, presentación del letrero,  puesta de film de la guía oficial…) siguen citados, «si bien dependerán de la situación sanitaria de cada momento, y en todo caso, se celebrarían sabiendo las medidas sanitarias para evitar cualquier clase de peligro», matiza Santos Benítez.

La que sí se aplaza definitivamente es la Procesión Magna hasta el año 2025. Fue suspendida la pasada primavera y de entrada se barajó organizarla en 2021, pero al final las cofradías decidieron en el pleno de septiembre dejarla para la fecha que le tocaría por su cadencia habitual (cada 5 años). Iba a ser la mayor procesión estructurada jamás en la capital cacereña, con 17 hermandades y 14 pasos del siglo XIV al XXI, pero también deberá esperar.






Fuente