El casco obsoleto de Cáceres fue declarado Tercer Conjunto Monumental de Europa en 1968 (tras Praga y Tallín). Dieciocho años más tarde recibió el título de Patrimonio de la Humanidad. Estos reconocimientos a la ciudadela medieval y renacentista, con todas sus ventajas, también tienen un ‘mas’, y es que el resto de la región ha quedado ensombrecida ante semejante joya histórica.

Por ello, la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Cáceres ha puesto en marcha las llamadas Rutas Turísticas Originales, que descubren, de la mano de guías perfeccionados, hasta una decena de enclaves de la ciudad y sus aledaños: las fuentes histórica, las ermitas centenarias,  el Cáceres modernista, los miradores, Santiago y arrabales, el Marco con sus grutas prehistóricas, la mina… «La meta es que el visitante descubra otros contenidos verdaderamente atrayentes, que se mueva por la ciudad y distribuya sus provecho también por nuevos espacios, y que sobre todo aumente sus pernoctaciones», sugiere el concejal responsable de Turismo, Jorge Villar.

«Primero debemos intentar que el turista venga y después ofrecerle las máximas alternativas probables para que su estancia se extienda. Los guías somos la carta de presentación frente al visitante,  y si solo le ofrecemos tres horas de paseo por la Ciudad Monumental, me temo que se marchará próximamente. Estas sendas originales van por el buen camino», destaca Gema Méndez, presidenta de la Asociación de Guías Turísticos de Cáceres.

Acertadamente, un análisis del municipio determinó que el paquete de rutas al servicio de los pasajeros «resulta achicado en Cáceres  si lo comparamos con otra localidad europea», explica Jorge Villar. «Siempre hay una visita más generalista y luego otras de contenidos concretos que aquí se echan de menos. Tenemos opciones de hacerlas porque efectivamente tenemos esos contenidos», sostiene.

HASTA EL DÍA 17

Por esto, la concejalía definió llevar a cabo meses los probables recorridos alternativos, y los perfiló con los técnicos municipales. A fines de agosto logró un llamamiento al sector de los guías para proponerles el comienzo de estas Sendas Guiadas Originales en modo piloto. Respondieron distintas asociaciones y compañias, que comenzaron a efectuarlas el 1 de octubre y proseguirán haciéndolo hasta el 17 de diciembre. Se ofrecen un total de diez itinerarios, tres de cada jueves (también ciertos domingos). Los dirigen distintos guías que los han listo a conciencia, de modo que es posible llevar a cabo exactamente el mismo recorrido con diferentes expertos y vivir experiencias complementarias y enriquecedoras.

Los trayectos también tienen un matiz reciente: «algunos tienen que utilizar el transporte público, que es como se desplazan los turistas en cualquier otra localidad del mundo. No solo no pasa nada, sino resulta muy positivo», señala el edil. De hecho que las medidas anticovid se cumplen «a rajatabla».

APOYO EN LA PANDEMIA

Existe además un beneficio añadido: las sendas piloto se están probando en plena pandemia y sirven de acompañamiento a los guías (si bien son gratuitas para el público, ellos sí perciben una remuneración). «Con el coronavirus, el turismo se ha quedado prácticamente a cero, y esta iniciativa nos permite trabajar. Mas sobre todo, una vez que la situación se reactive en 2021, ahora tendremos la posibilidad de prestar las rutas a los visitantes. Posiblemente van a suponer un beneficio para todos si logramos que ayuden a que el turismo pase más tiempo en la localidad», asegura Gema Méndez.

Hay otro aspecto positivo: estos trayectos brindan una opción a los cacereños en un momento difícil en el que se han anulado muchas configuraciones de ocio, y además se festejan en general al aire libre. En verdad, las rutas tienen una gran acogida según el concejal, «y los ayudantes se llevan muy buenas experiencias», añade Gema Méndez.

Porque los cacereños están descubriendo valores que varios ignoraban alén de la muralla almohade. «La ciudad tiene un pasado que les transporta al Paleolítico Superior; a las grutas de Maltravieso, El Conejar y Santa Ana; al Cáceres romano; al Cáceres musulmán; a la Ribera del Marco con sus huertas y molinos; al Cáceres modernista que en este momento puede descubrirse con una ruta increíble…», señala la presidenta de la Asociación de Guías Turísticos de Cáceres.

Fernando Jiménez Berrocal, historiador, cronista oficial de Cáceres y responsable del Archivo Histórico Municipal, ten en cuenta que ya en los años 90 han comenzado a realizarse esta clase de itinerarios por parte de la Facultad Popular de Cáceres, entonces destinados a que los propios cacereños conocieran su localidad. «Hasta ese instante el tema de las rutas históricas se encontraba exclusivamente destinado a la parte vieja, parecía como si el pasado de Cáceres terminara ahí, cuando de todos modos existen una sucesión de atractivos muy importantes como las ermitas, las fuentes, los lavaderos…», detalla. El cronista, amante de la herencia habitual, asesora a los guías que acuden al fichero para perfeccionar sus recorridos.

«Se están volcando en prepararlas. De ahí el éxito que tienen. Los ciudadanos aprecian el definitivo papel de la Ribera del Marco, el  interesante patrimonio romano que conjuga los restos arqueológicos del Mayoralgo con el campamento de Cáceres el Viejo, el fantástico patrimonio industrial de Aldea Moret, el privilegio del legado árabe, nuestros parques o nuestros miradores, y eso tendremos la posibilidad de compartirlo con el turismo, que ahora busca proposiciones más verdes, más activas, de naturaleza», matiza Jorge Villar.

Las personas interesadas en acudir a las rutas han de estar  cada jueves a las 17.00 horas con la Oficina de Turismo de la Plaza Más grande, donde empiezan a repartirse los tíquets media hora antes. Se hacen en grupo de veinte personas por orden de llegada. Este último jueves se ha celebrado la Ruta Modernista, Santiago y Arrabales, y la Ribera del Marco. Las del próximo tienen que decidirse y anunciarse.

A continuación, El Periódico Extremadura detalla todos los trayectos:


HISTORIA Y MEDIOAMBIENTE EN EL MARCO

Se trata de una ruta por la naturaleza y la historia con mayúsculas, porque aquí se asientan los orígenes de la región en torno al agua, cuando el hombre prehistórico frecuentaba Maltravieso y el Conejar. Cáceres debe su existencia a la Ribera, donde en el siglo XIX había 25 molinos, tenerías, lavaderos… El día de hoy prácticamente todo está perdido. Incluye visitas a Maltravieso, charca y molino del Marco, ermita del Espíritu Beato, San Francisco, huertas, Fuente Fría, Casa Pedrilla…


RUTA ARQUEOLÓGICA CÁCERES ROMANA 

Durante tres horas descubre los restos de la primera enorme civilización que desembarcó en Cáceres y que fundó Norba Caesarina. Recorre el yacimiento arqueológico del Palacio del Mayoralgo, el Arco del Cristo (la puerta más antigua de Localidad Monumental, del siglo I), el Foro de los Balbos, otros vestigios romanos y por supuesto el campamento de Cáceres el Viejo. Los desplazamientos se realizan a pie y en transporte público.


CÁCERES MUSULMANA: EL GRAN BALUARTE MEDIEVAL

La presencia musulmana logró de Al-Qazris, Al-Qazires o bien Al-Qazeres una de las plazas mejor fortificadas de la Península Ibérica con su muralla almohade del siglo XII, que reúne y confiere un valor tan especial a la parte antigua; pero también con las torres que jalonan el bastión, de las que llegó a haber unas 22 y en este momento se conservan 16; con elementos como el aljibe del palacio de las Veletas, el segundo más importante de Europa; con la vieja división de intramuros, su alcázar y su medina; y con el legado de las huertas del Marco, que tan bien cultivaron los árabes.


POR SANTIAGO Y LOS ANTIGUOS ARRABALES

Cuentan que la Iglesia de Santiago, la más antigua de la región, fue el del sol fundacional de la Orden Militar de Santiago. A su alrededor puede observarse el modo perfecto en que se desarrolló la población extramuros, empezando por la calle Caleros (hay testimonios desde el siglo XIV), ejemplo de de qué forma se configuraba la ciudad medieval por gremios. En esta zona se asentaba la morería, último vecindario que habitaron los musulmanes antes de su expulsión.

 

 LA CIUDAD DE LAS ERMITAS

Con una duración de dos horas, este recorrido revela la suma importancia de las ermitas en la historia cacereña, como la Paz, el Vaquero, San Antonio o la Soledad. Se trata, así como recuerda Fernando Jiménez Berrocal, cronista oficial de Cáceres, de ermitas camineras o bien enclavadas en nuestra villa, habitualmente muy antiguas, que han dado sitio a barriadas en su entorno y que dan un testimonio directo del pasado cacereño.


EN LAS ENTRAÑAS DE LA MINERÍA

El complejo minero de Aldea Moret concentró 12 pozos de extracción y 119 creaciones en el transcurso de un siglo de abundante actividad (1864-1960). Fue la primera y más grande vivencia industrial de Cáceres, que trajo a la localidad el ferrocarril y las conducciones de agua potable. Este paseo por Aldea Moret, el poblado minero y el Centro de Interpretación de la Minería de Extremadura trata de hacer honor a semejante patrimonio, expoliado en muchos casos.

 

EN BUSCA DE LOS MEJORES MIRADORES

Atrayente ruta de 2,5 horas con una distancia de 3,5 quilómetros (se aconseja calzado deportivo y agua), que ofrece un recorrido por los más destacados miradores que cubren el centro histórico de Cáceres, donde se incide en la fotografía paisajística. Al estar la localidad asentada sobre una serie de colinas, el itinerario permite observarla desde diferentes perspectivas: el mirador de Galarza, San Marquino, el Paseo Prominente, el mirador de Fuente Fría…

 

VISITA A LAS FUENTES TRADICIONALES

Dice el historiador Fernando Jiménez Berrocal que pocos lugares son tan reveladores en el momento de comprender la sociología y la antropología de una ciudad como sus fuentes, espacios indispensable para la población durante siglos, de acercamiento y de charla, inclusive de toma de elecciones políticas como ocurría en Concejo. Esta ruta de 2,5 horas y 4,5 quilómetros lleva al público precisamente por Fuente  Concejo, Fuente Fría, La Madrila, Aguas Vivas, Fuente Barba y Fuente Hinche. Oportunamente, un proyecto de la Facultad Habitual las fué recobrando.

 

DESCUBRIENDO EL CÁCERES MODERNISTA

El público se sorprende gratamente en este recorrido por el ensanche cacereño hasta la Cruz de los Caídos. A lo largo de 1,5 horas, a lo largo de 2 kilómetros, pueden observarse las edificaciones que embellecieron y brindaron notoriedad a la localidad desde finales del siglo XIX. Una investigación del año 2003 recogía cien inmuebles levantados coincidiendo con la etapa del modernismo, por familias como Carvajal, Urribarri, Montenegro o Aranguren.

 

EL ACTUAL PATRIMONIO VERDE: LOS PARQUES

La llamada ‘Ruta por el Cáceres Verde’  recorre buena parte de los numerosos parques y espacios naturales que tiene la localidad, como Cánovas, El Rodeo, el Parque del Príncipe, la Ribera del Marco y la Montaña-Sierra de la Mosca. No en vano, Cáceres es la quinta localidad de españa con más áreas verdes del país, con 1,9 millones de m² de jardines, 28.522 árboles de 150 especies y unas 35.000 plantas de temporada.

MÁS PARA NAVIDAD

Pero además, el municipio también estrenará novedosas sendas durante el periodo navideño, en este caso tres en bicicleta que combinarán el saber del ámbito con el deporte en familia. El 20 de diciembre va a tener sitio la Ruta Geológica en Bicicleta (plaza Más grande, Ribera del Marco, mina la Esmeralda y plaza Mayor); el 27 de Diciembre va a ser la Ruta Familiar en Bicicleta (plaza Más grande- Olivar Chaval de los Monjes); y el 3 de enero se festejará la Ruta en Bicicleta por la Sierra de la Mosca (plaza Mayor, Valdeflores, sanatorio, cantera, el Marco y plaza Más grande). Habrá además rutas de senderismo por Valdesalor, Rincón de Ballesteros, Estación Arroyo-Malpartida y Sierra de la Mosca.






Fuente