La gestora local de Cáceres Viva insta al Gobierno municipal a llevar a cabo un plan de reciclaje y régimen de los residuos covid, por servirnos de un ejemplo mediante la instalación de contenedores y papeleras concretas, y la creación de una campaña de concienciación, con el fin de achicar su encontronazo medioambiental en la localidad y su ámbito. Raquel Iglesias, portavoz de la formación, asegura que «un reciclaje incorrecto estimula la propagación del virus, y además de esto Cáceres empieza a experimentar las consecuencias de una mala gestión».

“Entidades de reconocido prestigio en el campo sanitario, como la OMS y la AEMPS, han publicado recomendaciones para el reciclaje y deshecho de los materiales Covid. Pensamos que el Gobierno municipal de Cáceres debería proseguirlas”, sugiere Raquel Iglesias, recordando que «una mascarilla higiénica común tarda más de 300 años en degradarse. Tristemente, varios animales acaban atrapados entre las gomas de estas máscaras, por lo cual la población ha de estar informada de que hay que cortar la parte flexible de las máscaras antes de deshacerse de , por si estas no son tratadas
apropiadamente tras su empleo y terminan en el ámbito natural que circunda a los núcleos urbanos», asegura.

Cristian Tostado, secretario de comunicación de Cáceres Viva, opina que “la pandemia ha
introducido en nuestras vidas nuevos hábitos y pretensiones con respecto al uso de mascarillas,
guantes de látex o frascos de gel hidroalcohólico, y es fácil encontrarlos por el suelo tras su empleo, sobre todo en el ámbito de las ubicaciones comerciales”.







Fuente