La Administración Estatal para la Regulación del Mercado de China está investigando al enorme del comercio online chino Alibaba por supuestas prácticas monopolísticas, notificó hoy la agencia estatal de noticias Xinhua y reporta EFE.

Esta «conducta monopolística» incluiría asimismo acuerdos de negocio único, como intentar forzar a los mayoristas a escoger una sola interfaz entre 2 contendientes, según la agencia oficial.

La noticia provocó un efecto inmediato en las acciones de la compañía en la Bolsa de Hong Kong, que se desplomaban un 7,33% una hora tras la apertura de la sesión (que comienza a las 09.30 hora local, 01.30 GMT).

Xinhua asimismo informó de que el Banco central de China y tres instituciones reguladoras del país asiático comenzarán una ronda de diálogos en los próximos días con la financiera tecnológica Ant Group, filial de Alibaba.

Así, el Banco Habitual de China (Banco central), la Comisión Reguladora de Seguros y Finanzas, la Comisión Reguladora de Valores de China y la Administración Estatal de Divisas Extranjeras tratarán de «urgir y asesorar a Ant Group a proseguir los principios de la ley y del mercado», según la fuente.

De esta manera, las conversaciones servirán para que la ‘fintech’ «ponga en práctica los requisitos relativos a la supervisión financiera, a la competencia justa y la protección de los derechos y también intereses lícitos de los clientes, y regule la operación y el avance de sus negocios financieros».

MULTADA RECIENTEMENTE

El pasado 14 de diciembre, el regulador del mercado chino anunció la imposición de multas por importe de 500.000 yuanes (76.502 dólares, 62.644 euros) tanto a Alibaba como a Tencent por no cumplir con los métodos antimonopolísticos en la adquisición de otras compañias.

Según la Administración Estatal para la Regulación del Mercado, esos conglomerados no detallaron apropiadamente de las operaciones, que comportaban una concentración de actores del mercado en determinados sectores, para su aprobación de parte de las autoridades.

En el caso de Alibaba, la investigación se enfoca en una ampliación de la participación de su subsidiaria de inversiones en el operador de centros comerciales Yintai (Intime) en el mes de febrero de 2018.

Después de las pesquisas, las autoridades llegaron a la conclusión de que las compañías no remitieron, tal y como necesita la ley antimonopolio del país, documentos que especificasen que las operaciones representaban una concentración de actores del mercado, si bien estas «no tuvieron un efecto de exclusión o restricción a la rivalidad».

Por ello, las autoridades eligieron imponer la máxima multa contemplada por las normativas, una cantidad que, pese a ser achicada en comparación con el tamaño de dichas compañias -tanto Alibaba como Tencent están valoradas en más de 700.000 millones de dólares-, pone de relieve que se está incrementando la supervisión antimonopolística en el sector digital.

El conjunto Ant dijo el día de hoy en un comunicado que ha recibido la convocatoria para una reunión con los reguladores chinos y que «cumplirá estrictamente con todos y cada uno de los requisitos» que establecen las regulaciones.






Fuente