La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados rechazó este martes una moción presentada por Vox que defiende la Cruz de los Caídos de Cáceres como «símbolo de la concordia» y pide que no se retire de su ubicación actual, como lo exige el Gobierno este año para hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica.

La propuesta de no ley, presentada por los diputados Macarena Olona, ​​José María Sánchez y Magdalena Nevado, afirma que la cruz es “un monumento que acompaña a generaciones de Cáceres” y que representa “a todos sin distinción de ideologías, religiones , o cualquier otra condición ”, ya que según el texto de la moción, con la llegada de la democracia se instaló una placa conmemorativa que proclama“ la ciudad de Cáceres, en memoria de sus hijos que murieron por la Patria ”y por ello, considera que “no se dan las condiciones necesarias para considerar que la cruz debe ser removida”.

Enrique Santiago, secretario general del PCE y representante de Unidas Podemos, quien declaró en la comisión que «es desproporcionado afirmar que es un elemento clave en la vida de Cáceres», impugnó la defensa de esta moción. En este sentido, defendió que España es un estado laico y también afirmó que «las generaciones anteriores a la democracia no han podido expresar su opinión al respecto, ya que vivieron en una dictadura» y que la defensa de la cruz como símbolo de acercamiento y de unión «carece de fundamento». Por último, Santiago señaló que la ley de la memoria histórica no exige la destrucción de los símbolos franquistas e instó a los grupos parlamentarios que defienden que los guarden pero «no en los espacios públicos».

A pesar de que Es un tema que ha generado debate en los últimos años en la ciudad.Fue en marzo de este año cuando, en respuesta a una carta de Carlos Mulet, exsenador de Compromís, declaraba que la «cruz perpetuaba el recuerdo del odio y el enfrentamiento» y pedía al Ayuntamiento que la retirara, afirmó el Gobierno. que debe retirarse y en caso de no hacerlo, instar a la Junta a que se transfiera. El gobierno mencionó el artículo 15 de la norma sobre Símbolos y monumentos públicos que establece que escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de «exaltación, personal o colectiva, del levantamiento militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura.

En ese sentido, el alcalde de la ciudad Luis Salaya expresó su compromiso con el cumplimiento de la ley y anunció su compromiso de retirarla pero no definió las condiciones ni los plazos ya que, según, agregó, conlleva «implicaciones presupuestarias a la vez». cuando tenemos prioridades muy importantes ”. También manifestó su intención de trasladarla al cementerio.

Noticias relacionadas

.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí