2020 no ha sido un año fácil para la salud de Extremadura, pero los trasplantes y donaciones de órganos no han parado con la llegada de la pandemia del covid-19. Si bien la actividad en los hospitales de la región se redujo drásticamente en los primeros meses, lo más difícil e incierto, por la saturación hospitalaria, el balance al final del año es positivo.

Los profesionales del Servicio de Salud de Extremadura (SES) realizaron un total de 73 trasplantes de órganos en 2020: 30 de hígado y 43 de riñón. Fueron tres más que las realizadas en 2019, cuando el SES realizó 70 intervenciones de este tipo31 fueron trasplantes de hígado (uno más que en 2020) y 39 de riñón (cuatro menos que el año pasado). También se extrajeron 68 córneas y se implantaron 56 en la región. Estos datos, según la SES, «son una prueba más de la solidez del sistema de donación y trasplante, incluso en tiempos de pandemia», dijo ayer.
Además, el saldo sigue siendo positivo a pesar del descenso de donantes de órganos, un 11% respecto al año anterior en Extremadura. En 2019 se registraron 52 donantes de órganos y el año pasado 46 (33 de ellos fallecieron por muerte cerebral y los otros 13 fueron donaciones por asistolia, luego de que se confirmara el paro irreversible de las funciones cardiorrespiratorias de estas personas). Asimismo, el año pasado en Extremadura no hubo trasplantes de donante vivo ”, por motivos de seguridad.

Total, ha habido seis donantes menos en el último año, pero la tasa de donación en la región (aunque más baja) se mantiene por encima del promedio nacional con 43,4 donantes por millón de habitantes frente a 37,4 en el conjunto de España (1.777 personas donaron sus órganos en el país, un 22% menos).

COMPARACIÓN / En cuanto al resto de comunidades, Extremadura es la octava región con mejores datos. Le superan Cantabria, que lidera con 65,5 donantes por millón de habitantes, Navarra (53), Canarias (51,6), País Vasco (51,4), Murcia (51), Asturias (45,5) y La Rioja (45,2). Aun así, todas las comunidades autónomas, salvo Canarias, La Rioja y Navarra, han perdido donantes en el último año, pero España mantiene el liderazgo con una tasa de donación «muy superior» que el resto de países incluso antes de la pandemia. En Alemania, por ejemplo, la tasa de 2019 fue de 11,3, en Australia fue de 21,8 o en Estados Unidos fue de 36, según Health.

En lo que respecta a los trasplantes, a nivel nacional se observa una tendencia contraria a la de la comunidad extremeña. En España se han realizado un total de 4.425 trasplantes de órganos en 2020, lo que supone un descenso del 18,8% respecto al año anterior. Un porcentaje que ha disminuido «gracias a la implicación de los profesionales de la red y la solidaridad de la sociedad española», subrayó ayer el La secretaria de Estado de Salud, Silvia Calzón, y la directora general de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, quien presentó los datos nacionales en rueda de prensa.

Ambos precisaron que el descenso de la actividad se produjo principalmente entre marzo y mayo y se debe a dos motivos: la «sobrecarga» del sistema sanitario y de las unidades de cuidados intensivos que se han encendido en pacientes covid; y «por la seguridad del paciente y las preocupaciones sobre el impacto que la infección por COVID-19 podría tener en los receptores de trasplantes».

LA ESPERA / Tras los meses críticos en los que se privilegió el trasplante de pacientes muy graves, se concreta que se han tomado medidas que han permitido recuperar un ritmo similar al habitual en los meses siguientes. Aun así, la lista de espera continúa con un número importante de pacientes: 4.794 personas, 92 de ellos niños, están en espera de trasplantes. En Extremadura hay actualmente 66 pacientes en espera de trasplante renal y 5 de hígado. Pero hay otra realidad que sale del covid: en 2020 se redujo el número de pacientes en lista de espera por la «saturación del sistema».

Sin embargo, a pesar de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, eEl objetivo nacional no cambia: llegar a 50 donantes por millón de personas y superar los 5.500 trasplantes para 2022. «Ciertamente nos habríamos unido a ellos en 2020 si no fuera por el covid».

Extremadura suma 1.368 donantes más de médula ósea

A 1 de enero de 2021, España cuenta con 439.350 donantes de médula ósea inscritos en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo). De ellos, 29.365 son donantes que se registraron durante el pasado año, «a pesar de la difícil situación que hemos atravesado».

Entre estos nuevos registros se encuentran un total de 1.368 Extremaduri que dieron el paso en 2020 y se registraron como donantes de médula ósea. También se realizaron un total de 39 trasplantes de médula ósea en la región, frente a los 29 en 2019, según el SES en una nota.

Durante el pico más alto de la pandemia, la ONT y Redmo pusieron en marcha un procedimiento extraordinario para que los progenitores hematopoyéticos (médula ósea o sangre periférica) que se transportan desde otros países lleguen a España a tiempo y con las máximas garantías para realizar trasplantes programado.

.