El Real Madrid se arrodilló ante él Shakhtar Donetsk (2-3) para comenzar, por primera vez en su historia, perdiendo en el Liga de Campeones, además de hipotecar el pase a la siguiente ronda y desfigurar aún más su imagen antes de disputar el ‘Clásico’ el próximo sábado.

Son todas malas noticias en Valdebebas. Segunda derrota consecutiva, tres goles encajados y ningún patrón de juego. Zidane, su alineación, y esta pobre versión del Real Madrid recibió una moción de desconfianza en toda regla. Empieza el billete a octavos colina arriba tras ceder ante un equipo que venía socavado por las ausencias.

La noche comenzó con varias advertencias de los ucranianos antes de que llegara la primera puñalada. El mensaje era claro, el experimento de Zidane con sus delanteros Rodrygo y Jovic no funcionó. En defensa, un drenaje constante con Varane y Militao compitiendo por ver quién concedería más metros al rival y en el centro del campo, agua, a pesar del músculo acumulado con Valverde y Casemiro.

La apuesta de Zidane fue todo lo contrario a lo que exigía el guión, sobre todo por la reciente derrota ante el Cádiz. El técnico francés recogió el cable en el entretiempo, confirmando que Jovic no vale para ser un delantero del Real Madrid, ni un Rodrygo apático, que estaba lejos de la frescura que desprendeba la temporada pasada. Cualquier jugador del Castilla también merecería las mismas oportunidades.

Pero hasta que Zidane despertó, el descanso fue enorme, una paliza sin paliativos tras una primera parte exquisita de los ucranianos en el peor momento posible para el Real Madrid, tres días después de jugar contra el Barça. El único que estuvo a la altura fue Thibaut Courtois, decisivo para mantener vivo a su equipo, incluso en la segunda parte.

Marlos se topó con el belga en un cara a cara muy claro y Tetê -minutos después- no falló con una zurda rasa y dura que el arco blanco no pudo alcanzar. El gol no cambió la actitud de un Real Madrid que ni presionó, ni abrazó, ni mostró las franjas que se presuponen en su competencia fetiche. Cuatro minutos después era el 0-2.

En esta ocasión, el gol fue patrocinado por Militao, incapaz de meter la pierna en Dentinho y que obligó a Varane a correr contracorriente para acabar marcando un gol en propia puerta. Zidane no supo adónde ir. La baja de Ramos hizo mucho daño a la defensa blanca, que solo fue sostenida por orden de Mendy.

Los fuegos artificiales finales los encendió Salomon, dos minutos antes del descanso, en otra jugada sensacional de Shakthar, a quien no le importaron las seis bajas con las que llegó a la capital de España. Con un banquillo lleno de juventud, un portero de 18 años y una defensa improvisada, los hombres de Luis Castro no solo dieron la cara, sino que firmaron uno de sus mejores partidos para llevarse tres puntos de oro.

HOJA ZIDANE MOVES.
En la segunda parte, Zidane hizo un movimiento. No necesitaba saber que el Real Madrid nunca había perdido 0-3 en el descanso en toda su historia en la ‘Champions League’ para hacer un par de sustituciones. La vergüenza era tan evidente que los cambios se hicieron por sí mismos. Benzema y Vinicius se hicieron creer en la remontada pese a lo grotesco de la primera parte.

Modric cerró distancias con una gran patada desde fuera del área y Vinicius, en su primera intervención, logró el 2-3 a los cinco minutos. Todo fue posible en el Alfredo Di Stéfano que, ante la falta de la calidez del público, ofreció las voces de Ramos desde la grada como mejor aliento. El capitán siguió gritando para colocar a sus compañeros.

Sin embargo, no había forma de apoderarse del Shakhtar, que también perdonó hasta dos veces más. Los blancos lo tenían en las botas de Fede Valverde, estaba corriendo en el minuto 91, pero el colegiado decidió anular el gol tras consultar la posición de Vinicius en el VAR, lo que molestó al joven portero ucraniano pese a que no tocó el balón. El 2-3 ya no se movió.

El Real Madrid acabó muriendo en la zona contraria, aferrado a la valentía de las grandes noches europeas, pero no pudo dejar de salir humillado por un equipo con pocos argumentos que agravó la crisis de los merengues en sus dos últimas temporadas en Europa. Con los tres goles de este miércoles, los de Zidane han encajado 16 goles. Casi nada. Algo no funciona en la casa del 13 veces campeón.

FICHA DE DATOS.

REAL MADRID: Courtois; Mendy, Varane, Militao, Marcelo; Modric (Kroos, min 70), Casemiro, Valverde; Rodrygo (Benzema, min.46), Jovic (Vinicius Jr, min.59) y Asensio.

SHAKHTAR DONETSK: Trubin; Dodo, Khocholava, Bondar, Korniienko; Marlos, Maycon; Tetê, Marcos Antonio (Vyunnyk, min.92), Solomon (Vitao, min.90); y Dentinho (Sudakov, min 86).

–METAS:
0-1, min 29, Tetê; 0-2, min.33, Varane, en propia puerta .; 0-3, min 42, Salomon .; 1-3, min 54, Modric .; 2-3, min. 59, Vinicius Jr.

–ÁRBITRO: Srdjan Jovanovic (SRB). Amonestó a Korniienko (min.8) y Bondar (min.83) con tarjeta amarilla en el Shakhtar; y Asensio (min.33) y Militao (min.87) en Real


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí