La Comisión Pro-apertura de la Residencia de Jubilados de Montehermoso ha vuelto a reivindicar la puesta en marcha de este servicio a las gestiones competentes.

De este modo lo ha pedido de nuevo en un escrito en el que demandan al municipio «que avance un proceso administrativo que está en punto muerto». A esta paralización, según recopila el colectivo, se unen las adversidades con las que están para encauzar su queja: «No tenemos la posibilidad de proceder a los plenos municipales que se celebran porque son en línea y de esta forma no tenemos la posibilidad de recriminar este parón».

Además, lamentan el «silencio absoluto», que según , tiene sobre este tema el ayuntamiento, del que EL PERIÓDICO intentó, sin éxito, recoger su versión.

En el escrito, la Comisión Pro-apertura recuerda que la construcción de la vivienda costó 3.000.000 de euros y que, tanto tiempo cerrada, más de 10 años, ha causado que «haya habido que incrementar el gasto para corregir su deterioro».

La Comisión transporta años demandando este servicio con manifestaciones en la calle y la obtenida de firmas. Aseguran que seguirán luchando porque la residencia sea una realidad. Y, recuerdan que la falta de este centro causa varios perjuicios ya que las familias se ven obligadas a llevar a sus mayores a centros residenciales de Pozuelo de Zarzón, Azabal y Villanueva de la Sierra.






Fuente