El proyecto de una mina a cielo abierto en Valdeflores, en la sierra de la Mosca, y de construcción de una planta industrial para el procesado del litio no ha estado enterrado en ningún instante, pese a que en ocasiones en el último año diera esa sensación. La prueba es la contratación esta semana de Cayetano Polo, exdirigente de Ciudadanos, como jefe de relaciones institucionales de la compañía. Polo ha sido el personaje público que más abiertamente ha mostrado su posición en pos de la mina.

Mas además hoy publica este diario el proyecto dirigido por Seat, Iberdrola y Telefónica para, con el acompañamiento del Fondo Europeo de Reconstrucción, desarrollar en España toda la cadena de valor del coche eléctrico, empezando por la extracción en Cáceres del litio que se requiere para las baterías, lo que abre un nuevo ámbito. En Cáceres hay dos proyectos -Valdeflores y Cañaveral-. A lo anterior se suma que en septiembre la Unión Europea incluyó el litio en la lista de materias primas críticas al necesitarse para las baterías.

Salvo imposiciones normativas de rango estatal, como una modificación de la Ley de Minas, o que proceden de Europa, el competente para ordenar el territorio del ayuntamiento es el ayuntamiento. Hay excepciones en las que la administración autonómica para determinados proyectos considerados de interés se la puede saltar. En Cáceres hay un ejemplo que está en la zona: el Residencial Facultad, que prosigue en pie por el coste que hubiese supuesto a la administración local y autonómica indemnizar a los que de buena fe adquirieron esas viviendas. Pero en el caso de la mina, desde Mérida se ha repetido en varias ocasiones que la última palabra la va a tener el municipio.

La presión para que el proyecto salga adelante será cada vez más grande mientras que se necesite litio para las baterías, con el coche eléctrico como presente y futuro en la automoción. Inclusive si la australiana Infinity Lithium falla, ya hay otra compañía que está en la puerta esperando para investigar y explotar el mineral. Un municipio puede elegir dónde se construye y qué se conserva de edificaciones o de algún actividad, en esta última categoría puede fijar una escala de menor a más grande protección del suelo.

Donde se desea abrir la mina es un suelo protegido en el que se impide la actividad extractiva con los razonamientos que recoge el plan de urbanismo. La Ley de Minas pueda tumbar esa prohibición si fuese genérica y no estuviese motivada. La interpretación sobre si las causas de la protección alcanzan puede que al final la tenga que hacer un juez.

Bastantes planos y bocetos sobre el impacto de la mina y su proximidad a la ciudad y sobre la recuperación de ese espacio una vez terminada la actividad extractiva han circulado en los últimos meses. Lo cierto es que la mina convertirá la sierra de la Mosca, no la una parte de la Montaña que está frente a la localidad, que ya tiene la cicatriz de la ronda este, ni el santuario, mas desde ahí poco será como se conoce hasta ahora si se hace la mina a cielo abierto. La pregunta es cuánto cuesta reventar ese espacio. Si es para excavar una mina y hacer una planta de procesado del mineral con una vida útil total de 30 años, es un coste altísimo, pese al empleo que se pierda y aunque este sea la primera necesidad de la ciudad.

Aquí se habla mucho de mina, de proyecto industrial con una planta para procesar el mineral, del litio como futuro, mas nadie se compromete ni da garantías de que la cadena de valor del coche eléctrico esté aquí. Si el litio sale del subsuelo de Cáceres y si el de Valdeflores, como se comunica, es el segundo yacimiento más grande de Europa, también debería estar aquí la industria que genere la batería y fabrique el automóvil a fin de que verdaderamente suponga la transformación económica de la región a la larga. La mina sin más, y más que nada por el lugar en el que estaría, que es la clave de todo este debate, puede ser pan para hoy, pero dejaría apetito para mañana con un enorme agujero en el estómago.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí