David Rocha (7-2-1985, Cáceres) se ve que será el elegido para ocupar la plaza del lesionado de larga duración, Edu Cortina, en las filas del Mérida. El centrocampista cacereño disputó la temporada pasada en el Extremadura 30 partidos en Segunda División –amontona una vivencia de 141 encuentros en esta categoría– mas al final del campeonato debió ser operado de una pubalgia de la que transporta recuperándose 4 meses. El tramo final del proceso lo hace con el equipo de la capital autonómica.

Rocha reconocía en Canal Extremadura que el director deportivo del club, Ander Garitano, «ahora mostró interés en verano, mas tenía contrato con el Extremadura. En este momento estuvo muy pendiente de la evolución de la lesión». Aunque afirma que el fichaje «todavía no está hecho, la lesión de Edu ha acelerado un tanto todo. Me he incorporado antes de lo que se tenía en cabeza».

CON OPTIMISMO / El plan del club era que «la última fase de rehabilitación la lleve a cabo con ellos para ver cómo me encontraba, y lo antes posible, hacer la entrada paulatina al grupo para, si ellos lo creen, asistir al equipo en la segunda parte de la temporada». La verdad es que las experiencias a lo largo de esta semana están siendo muy buenas, «ya he comenzado a llevar a cabo ejercicios de golpeo de balón sin dolor», por lo cual entraría en la dinámica de grupo desde la vuelta del conjunto de las vacaciones, la semana próxima.

Tras la restauración, quiere coger el estado de manera óptimo para competir. En este sentido, el jugador reconoce que «es la primera oportunidad que estoy tanto tiempo parado, pero las sensaciones son mucho mejores de lo que me esperaba y pienso que cogeré la manera en menos tiempo de lo que pensaba porque conozco mi cuerpo, soy muy pesado y me cuido mucho».

Respecto al vestuario que se ha encontrado, enseña que «hay un enorme ambiente. Comenzaron con ciertas inquietudes, mas en este momento tienen un estado de euforia, porque el conjunto se ha colocado ahora tercero y está rivalizando realmente bien». 






Fuente