El jugador no habla públicamente porque aún no hubo ni adiestramientos ni firma de contrato de por medio, pero en privado ha comentado que está muy agradecido por la repercusión que ha tenido la publicación de la noticia de su hipotético fichaje por el Cacereño. En la última parte de la recuperación de su operación de pubis, David Rocha procurará que su petición de poder entrenar con el club de su ciudad culmine de manera exitosa cuando esté listo. Desde ahí, habría que decidir.

Pendiente de su contencioso con el Extremadura por incumplimeinto de contrato, que el centrocampista no estable por el CPC no será por falta de interés del propio jugador y de la afición, excepcionalmente cariñosa con él por redes sociales en las últimas horas. Julio Cobos, el técnico y su previsible mayor valedor, daría la luz verde a su integración al grupo de cara a la segunda vuelta del campeonato, que se comenzaría ante el Diocesano en los campos Manuel Sánchez Delgado.

El futbolista quiere apurar su carrera haciendo su último servicio al club de su vida, al que ha capitaneado en la categoría de bronce y liderado en ascensos como el de hace 11 años ante el Tenisca. Aunque algún otro conjunto de Segunda B de la región ha preguntado por su situación, Rocha tiene en cabeza subir otra vez con el CPC a Segunda B y jugar en la categoría al menos unos cuantos años, ya que no tuvo solamente lesiones graves en su trayectoria deportiva.

Noticias relacionadas





Fuente