La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha cargado este miércoles contra la una parte del Gobierno contraria a subir el salario mínimo interprofesional (SMI) y ha considerado «contradictoria» la actitud de aquellos ministros reticentes a aplicar un incremento del 0,9%, del mismo modo que se ha aprobado para pensionistas o funcionarios. «Me da la sensación de que dejamos atrás a quien más lo requieren», ha proclamado Díaz este miércoles en los micrófonos de La SER. La titular de Trabajo también ha manifestado su rechazo a la iniciativa de Escrivá para reformar las pensiones y ha atizado a la patronal y sus «lógicas muy masculinas» en las negociaciones del diálogo popular.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este mismo miércoles la prórroga del salario mínimo interprofesional en 950 euros, a cargo de dar más margen tanto al diálogo entre el Ministerio de Trabajo, la patronal y los sindicatos; como al diálogo en el seno del Consejo de Ministros. Ya que vicepresidentas como Nadia Calviño o bien Carmen Calvo se han posicionado abiertamente en oposición a subir en las actuales condiciones el SMI.

«Nos encontramos discutiendo por 30 céntimos cada día, me da mucha tristeza. Pienso que las compañías tienen la posibilidad de soportar esa revalorización», ha declarado Yolanda Díaz. La titular de Trabajo ha insistido en que la congelación con la que el SMI arrancará el año es transitoria y espera lograr un convenio en el seno del diálogo popular durante los primeros meses del año. Y ha recordado (argumento insistente durante las últimas semanas) que el único presidente de la democracia de españa que ha acabado congelando a lo largo de todo un año el salario mínimo fue Mariano Rajoy, en el 2012 y el 2014.

Nuevo choque con Escrivá por las pensiones

Las posiciones de Yolanda Díaz y José Luís Escrivá, ministro de Inclusión y Seguridad Popular, difieren en varios aspectos y uno de ellos es el planteamiento de las reformas de las pensiones. La última iniciativa deslizada por Escrivá para reformar el sistema público de pensiones, bajo el razonamiento de asegurar su viabilidad, es ampliar la base de cotización para el calculo de las prestaciones a 35 años.

Una idea que Díaz ha recordado que «no se encontraba en el Pacto de Toledo» y que ha calificado de «recorte en las pensiones públicas». «No vamos a acompañar ningún recorte. Sería inadecuado que un Gobierno que afirma que no dejará a nadie atrás propicie recortes en temas de protección popular», ha aseverado. En este punto, Díaz tiene el apoyo de los sindicatos.

Empieza otra negociación de los ERTEs

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha instado a los agentes sociales a no apurar los plazos en la próxima negociación para la prórroga de los ERTEs de la covid. Las presentes condiciones vencen el 31 de enero, las diálogos a tres bandas está pensado que empiecen el próximo 8 de enero y la titular de Trabajo quieren tener cerrado un acuerdo para el 15 de enero. «Hemos debatido suficiente y ahora hay una vivencia amontonada», ha sostenido.

De esta forma lo ha manifestado Díaz, que ha señalado especialmente a la patronal y le ha pedido no llegar al último día sin una decisión tomada. La CEOE decidió en la pasada prórroga respaldar el artículo negociado con el Gobierno en la madrugada del último día de período. Una dilación que Díaz asigna a unas «lógicas muy masculinas» de estirar al límite las negociaciones y tensar las posiciones.






Fuente