Fue la oposición del Servicio Extremeño de Salud (SES) que más aspirantes movilizó y ya está resuelta tres años después de su primera convocatoria (las plazas se ampliaron en el mes de marzo del 2018 con una segunda convocatoria). La oferta total fue de 400 plazas (312 de libres, 46 de promoción interna y otras 38 para personas con discapacidad) y atrajo a más de 33.000 solicitantes, que se anotaron para formar parte en este desarrollo selectivo.

El alto número de participantes previsto forzó al SES a fijar dos turnos de examen, uno de mañana y otro de tarde, no sin polémica. Y llegó la hora de la primera prueba, el 10 de marzo del 2019, y poco más de media parta de los anotados asistió a su cita con la administración pública: 15.009 solicitantes. De estos, superaron aquel primer examen cerca de 6.000 personas y, veinte meses después, las plazas ofertadas (excepto 26 de promoción interna que se han quedado desiertas) ya tienen nombres y apellidos terminantes.

El Diario Oficial de Extremadura publicó ayer el ascenso de las 370 personas que primero fueron aspirantes y ahora ya son personal estatutario del Servicio Extremeño de Salud en la categoría de celador. Son 370 personas que obtuvieron la más grande puntuación tras el proceso de oposición y el concurso y que en este momento, desde hoy, tienen un período de un mes para incorporarse a las plazas fijas que tienen adjudicadas.

Una vez concluido este proceso selectivo, el más variado de la última convocatoria del SES, solamente quedan 2 categorías por resolverse definitivamente de la doble convocatoria (2017 y 2018) de empleo público sanitario. Faltan por publicarse los nombramientos en la categoría de técnico en cuidados auxiliares de enfermería (460 plazas fijas a las que se inscribieron 10.000 personas) y la de enfermero/a (663 plazas fijas para las que se apuntaron 8.500 personas).






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí