En la Avenida de Alemania de Cáceres, en una zona no escondida de la ciudad, hay un piso alquilado donde las mujeres se prostituyen casi a todas horas del día. Casi todos son extranjeros, muchos se encuentran en situación irregular y algunos no llegan a los 20 años. Es una realidad paralela, un inframundo que todavía está ahí.

Estas propiedades, repartidas por Extremadura, se han convertido en la otra versión de los street clubs. «Se llevan a cabo las mismas prácticas de esclavitud y explotación Pero como lugares más pequeños, las mujeres están más controladas»Explica Flor Fondón, presidenta de la Asociación de Derechos Humanos de Extremadura (Adhex).

Si hay una veintena de burdeles en cada provincia de la región, hay muchos más apartamentos de alquiler. Además, la mayoría de ellos trabaja en la economía sumergida porque el ejercicio no se descarta bajo ningún eufemismo. Solo en la capital Cáceres antes de la entrega había entre 15 y 18 de estos pisos. “Los números nunca son oficiales y siempre cambian porque se mueven de un lugar a otro”, enfatiza Fondón.

Los datos que trata el Instituto Extremadura de la Mujer (Imex) proceden de la comunidad Alrededor de 2.000 mujeres están expuestas a la prostitución. No siempre son iguales.

Incluso bajo custodia

La detención paralizó todo y fueron encerrados en clubes y departamentos «aunque tenemos constancia de que en algunos de ellos siguieron cuidando putas», dice el presidente de Adhex.
La situación para ellos se convirtió en un complejo laberinto. Sin cotizaciones a la seguridad social, sin papeles y sin ayuda. Y con la deuda pendiente con sus proxenetas. Un récord que sigue creciendo cuando estas mujeres no ganan dinero. Le debes una gran cantidad de dinero a la mafia para derribarlo desde sus países de origen (la gran mayoría son extranjeros) hasta aquí. En el club tienen que pagarlo todo. Si no aportan ingresos, su realidad se complica. Y si los arrojan a la calle, no tienen nada.

Desde el Adhex cuentan la historia de una niña en el norte de Cáceres. Tuvo que dejar el club mientras estaba detenido. Tenía suerte para que un amigo les dé la bienvenida a su casa. Para ti y tus hijos. Fue un apoyo temporal. Aunque cada historia personal tiene mil matices.

Brotar en un club

Ahora Extremadura ha ordenado el cierre de burdeles. El anuncio de esta medida se produjo el mismo día en que se conoció que estalló un brote de Covid en un club de Cáceres, El Pasarón, a la entrada de la ciudad.

Hace una semana El Ministerio de Igualdad pidió a los municipios cerrar estas tiendas para evitar la propagación del covid-19, pero inicialmente la junta no consideró la posibilidad.

Sin embargo, una vez que se toma la decisión Se toman medidas especiales para proteger a estas mujeres que ahora estarán en una situación de mayor vulnerabilidad. De momento, se ha anunciado una ayuda excepcional al alquiler para quienes ejerzan la prostitución en Extremadura.

El Ministerio de Movilidad, Transporte y Vivienda está trabajando en la Desarrollo de estándares regulatorios lidiar con esta situación.

Flor Fondón afirma: «Extremadura quiere pedir que la orden de cierre de burdeles no sea una medida autonómica, sino una normativa nacional. Los emprendedores de este sector tienen locales en diferentes regiones. «

“De momento no tenemos del todo claro en qué consistirá este reglamento y cuáles serán las medidas. Recuerde que, por ejemplo, muchos se encuentran en una situación irregular. Es complicado, pero creo Esta vez la administración se puso las pilas con este problema»Agrega Fondón.

Y la pregunta permanece en el aire: ¿Afectará el cierre a los apartamentos de alquiler? No creen eso de Adhex porque no dejan de ser empresas negras. De modo que seguirán funcionando «como si fueran cerraduras».

Estos suelos son cada vez más habituales. En ellos, el control policial es más complicado que en un club ya que se requiere una orden judicial para acceder a una casa. Pero las mujeres viven en la misma situación de esclavitud y explotación sexual.

LLAVE

1. Una solicitud del Ministerio de Igualdad

El pasado 21 de agosto, el Ministerio de Igualdad de Género solicitó a las comunidades autónomas que cerraran el local de la azafata para prevenir contagios y así evitar la propagación del coronavirus. De igual forma, hablaron de asegurar la protección y atención integral de las mujeres víctimas de trata de personas y explotación sexual.

2. MÚLTIPLES COMUNIDADES DAN EL PASO

Castilla-La Mancha, Cataluña, País Vasco y Murcia fueron de las primeras regiones en anunciar que aplicarían esta medida de cierre. Luego se unieron Extremadura, La Rioja y Baleares. Otros como Andalucía están aprendiendo a hacerlo. Y otros como el Madrid no están incluyendo actualmente esta medida en la nueva normativa para frenar el Covid-19.

3. UN CONTAGIO EN EL PASARÓN DE CÁCERES

El personal de la discoteca Pasarón de Cáceres permanece aislado en las instalaciones luego de que se reportara un brote de coronavirus la semana pasada. Por ello, el alcalde de la ciudad, Luis Salaya, pidió a los que acudieron al local que se hicieran las pruebas de PCR. Poco antes de que se conociera esta noticia, la junta anunció el cierre de los burdeles de Extremadura.

4. Víctimas de la trata

Las que viven encerradas en estos clubes son chicas muy jóvenes de entre 18 y 25 años, aunque algunas tienen 35 años. La mayoría son extranjeros (Colombia, Brasil, Nigeria …). Son capturados por mafias en sus países de origen, donde viven en la pobreza, que logran ingresarlos burlando los controles policiales. El viaje y la estancia en el club se convierte en una enorme deuda de la que nunca podrán deshacerse. Tienes que pagar por todo.

5. LA DOBLE VULNERABILIDAD

Cerrar los clubes puede significar que estas mujeres se queden sin recursos en las calles porque no tienen cuotas. Muchos tampoco tienen papeles. Efectivamente, cuando ya no son tan jóvenes y las mafias ya no los consideran «rentables», los están entregando sin nada. Por eso, asociaciones como Adhex piden ayuda para paliar esta situación de vulnerabilidad.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí