La policía local ha intervenido de nuevo este sábado para desalojar un botellón en las ruinas del edificio del Pozo de las Nieves, en el Paseo Alto. En la fiesta participaban 15 chavales, entre ellos varios menores, según han confirmado. La actuación se llevó a cabo sobre las 20.30 horas y en el momento en el que fueron interceptados, los jóvenes participaban en un nuevo botellón en este espacio con bebidas alcohólicas. “Se les sancionará por incumplir las medidas covid y por beber alcohol en la vía pública”, indican.

La policía local ya ha tenido que intervenir en varias ocasiones para desalojar a grupos de jóvenes que habían quedado en este viejo edificio, que además está en mal estado y puede resultar peligroso. La plataforma vecinal del Paseo Alto lleva meses denunciando la situación de inseguridad de la zona y la policía mantiene una especial vigilancia sobre el recinto, que se está convirtiendo en punto de encuentro para los jóvenes. La semana pasada, sin ir más lejos, también sacaron de allí a otro grupo de chavales durante el fin de semana, aunque en este caso no se produjeron sanciones.

El edificio del pozo de las nieves, del siglo XIX, lleva décadas abandonado y presenta un estado ruinoso. Esta semana el ayuntamiento anunciado que se está tramitando su inclusión en el catálogo de bienes protegidos de la ciudad y que se están buscando fondos para poder abordar en el futuro una actuación  que evite que se siga degradando.






Fuente