«Las obras de la piscina de la margen derecha no llevan 50 días paralizadas», manifestó ayer el concejal Ignacio Gragera, respondiendo a las críticas del PSOE, y aseveró que en este tiempo «se ha terminado el vaso pequeño, se están finalizando los forjados de la composición y se están fabricando numerosos elementos».

Mencionó que «la realidad dista mucho de la opinión» socialista y que hubo «una secuencia de incidencias y oportunidades, como modificar la red de saneamiento del pabellón Juancho Pérez, que han ralentizado algunos trabajos».

Explicó que «a consecuencia de las ayudas de la Consejería de Transición Ecológica, a través de la Fempex, han movido al municipio la posibilidad de realizar proyectos de energías renovables enfocados en las fotovoltaicas», por lo que se estudia el modo perfecto de entrar a estas ayudas, y que ello podría afectar al proyecto original para editarlo, con el objetivo de que «el cuidado de la piscina climatizada sea con energía fotovoltaica en lugar de con una caldera de biomasa», como figura en el proyecto inicial.

Señaló el edil que modificar el emprendimiento podría sospechar un aumento de costes, más allá de que se podrían subvencionar con subvenciones, pero que hay que valorar si el incremento compensa con la reducción del coste de cuidado.

Por otro lado, el grupo socialista retó en una nota de prensa, al tripartito «a convocar en 48 horas la Comisión Excepcional sobre la piscina, con toda la documentación solicitada, si quieren que se destape la realidad sobre el parón de exactamente la misma». Y añadió que «Gragera miente» y que es «inadmisible que diga que el PSOE intenta llevar a cabo daño a este municipio y a este proyecto».






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí