La Guarda Civil ha desarticulado dos conjuntos criminales que operaban en el norte de la provincia de Cáceres gracias a una operación contra el tráfico de drogas que se ha saldado con la detención de 33 personas, 10 de las que han ingresado ahora en prisión.

Gracias a la operación se ha intervenido un total de 5.172 dosis de cocaína, además de heroína y mariguana, tal como tabaco, según explicó la encargada del Gobierno en la comunidad, Yolanda García Seco, y el jefe de la Comandancia de la Guarda Civil en Cáceres, José Andrés Campón, en una rueda de prensa conmemorada ayer por la mañana en la Delegación del Gobierno en Badajoz.

La operación, denominada ‘Termis’, se ha desarrollado en Plasencia, Malpartida de Plasencia, Coria e Ibehernando, pero asimismo en Béjar (Salamanca), Carranque (Toledo), La capital de españa y Humanes de La capital de españa.

La investigación se inició en noviembre de 2019, después de ubicarse un espacio de venta de sustancia situado en Coria, el que formaba una parte de la red de puntos de venta de sustancias estupefacientes que tenían ámbas organizaciones delincuentes asentadas en el norte de la red social.

El jefe de la comandancia de Cáceres, José Andrés Campón, ha afirmado que los conjuntos estaban conformados por clanes familiares que «no vacilaban incluso en utilizar personas muy jóvenes, familiares, para efectuar trabajos de correo».

Durante la operación se ha podido saber además de esto el canal de distribución que se utilizaba para llevar la sustancia a tierras extremeñas. Por todo ello, Campón considera que, gracias a esta operación, «se marcha a notar en el norte de la provincia de Cáceres durante un tiempo la falta de estas organizaciones», ya que no será fácil reconstruir a corto plazo el entramado bastante para la distribución y venta de sustancia.

Ámbas organizaciones presentaban estructuras «muy bien diferenciadas», si bien existía un individuo que hacía trabajos de correo para las dos, mientras que el distribuidor de la droga de los dos conjuntos estaba asentado en La capital española.

Los registros se han realizado en 4 fases, entre el pasado noviembre y este mes. La primera de fue en la barriada de la Data (en Plasencia), a la que siguieron las realizadas en el resto de municipios.

Junto a la droga aprehendida, en los diferentes registros asimismo se han intervenido diversas pistolas, un total de 56.000 euros o vehículos de alta gama, y se han desmantelado a su vez tres instalaciones destinadas al cultivo de marihuana.






Fuente