El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, se refirió a la situación del covid diciendo que «no aguardamos un óptimo día ni el día de hoy ni en las próximas jornadas. «Tenemos que tener clarísimo que las decisiones que se aprueban hoy no surten efecto mañana, debemos tener unos mínimos para considerar, pero la situación en la ciudad no es buena y la necesidad de moderación de los vecinos es fundamental en estas fiestas». El Área de Salud de Cáceres notificó ayer 130 casos positivos. Tiene 95 pacientes ingresados, de los que 6 están en UCI. Amontona 366 muertos.

Salaya indicó que las fuerzas de seguridad han realizado intervenciones en Nochebuena y días posteriores. «La policía tuvo un prominente número de sanciones que se están procesando, no solo a locales sino más bien también a vecinos».

Sin embargo, el mandatario municipal señaló que «la tónica general es buen accionar. No hemos visto las escenas de algún año, vimos a muy poca gente en la calle, prácticamente había espacio en todas y cada una de las terrazas y ha habido una responsabilidad colosal de una mayoría de hosteleros».
En Nochevieja habrá un dispositivo semejante, si bien confió en que habrá «menos afluencia. No tienen tanto tirón las cañas en Nochevieja y el que no se haya enterado de que no se puede salir de copas en Nochevieja por el momento no se marcha a enterar, va a ser cosa de la policía. Y en Nochevieja nuestro más grande aliado será el toque de queda porque tras las uvas tendrá que irse todo el planeta a casa», sentenció el regidor.






Fuente