Diego Costa por el momento no jugará más para el Atlético, con el que ha firmado la rescisión de contrato, que terminaba el 30 de junio, y completó su marcha del club rojiblanco, con el que deslumbró en 2013-14 y al que regresó con bastante menos brillo desde enero de 2017. El domingo logró la aprobación de rescindir su contrato por motivos de tipo personal; el primer día de la semana por la mañana sus abogados conocieron las condiciones del club para su salida libre, entre que si ficha por algún posible rival directo del Atlético en la Liga de Campeones o bien en la Liga de esta temporada habría una indemnización por traspaso y por la tarde no hubo comprensión. Este martes, con el tercer día consecutivo sin entrenarse de Diego Costa con el conjunto, todo quedó zanjado con el acuerdo final.

«El Atlético de Madrid y Diego Costa llegaron a un acuerdo para la rescisión del contrato del delantero (…). El jugador hispano-brasileiro solicitó al club su desvinculación por motivos de índole personal hace unos días y firmó este martes la rescisión de su contrato, quedando desligado de nuestra entidad», anunció el club al filo de las 13.00 horas en un aviso en su página web oficial.

La declaración de Simeone

«Deseamos contribuir a Diego como se ha ayudado en su salida y, obviamente, no nos queremos perjudicar en lo que nos atañe a la competitividad. La multitud que trabaja dentro del club, en la firma de su salida, va a haber puesto en su cuenta todo lo mencionado para producir un equilibrio entre una salida y el bienestar del club», expuso, por su lado, Diego Simeone en la rueda de prensa telemática posterior.

«Ustedes saben lo que deseamos a Diego. Poseemos un montón de tiempo pasado juntos de la mejor forma, donde nos hemos proporcionado bastante tanto para como nosotros hacia . Hemos hablado con él. tiene también la necesidad de hallar nuevos desafíos, porque está bien, fuerte y en un buen instante», continuó.

En venta en el mes de octubre

El pasado octubre, hasta el momento en que concluyó un mercado de verano de duración extraordinaria por la pandemia, el atacante estuvo en venta, entre los hombres a los que el club pretendía ofrecer una salida. Por último se quedó en el Atlético, aunque la prolongación de la aventura unicamente se ha alargado tres meses, según algunas fuentes por cuestiones familiares, si bien otras hablan de fundamentos de deportes.

Verdaderamente, es el objetivo anticipado de su carrera en el Atlético que ahora tenía fecha máxima: el 30 de junio de 2021, el instante en el que concluía el contrato del ’19’, que se va del equipo lejísimos de los números que promedió en su primera etapa, más distante aún del impacto de entonces y sin la transcendencia que tuvo anteriormente sobre el lote de juego, si bien sí con mucha ascendencia interna, como un hombre sin lugar a dudas considerable del vestuario rojiblanco.

Primero, Luis Suárez

Por primera vez desde su crecimiento a la vera de Simeone, Diego Costa no era el titular número uno en la frontal del esquema del técnico argentino. La primera elección era Luis Suárez, aunque también han compartido ataque una vez: en la sexta día de la Liga en oposición al Celta, pero justo se lesionó en ese desafío Costa.

La duda es cuál será su próximo destino. A los 32 años, cumplidos el pasado 7 de octubre, aún tiene paseo competitivo fuera del Atlético, del que se despide con cinco títulos: tres en su primera etapa (la Supercopa de Europa de 2012, la Copa del Rey de 2012-13 y la Liga de 2013-14) y 2 en la segunda.

Mas el atacante pone fin a una segunda etapa por bajo las expectativas. Es cierto que ganó una Liga Europa y una Supercopa de Europa, las dos en 2018 y la segunda como futbolista definitivo contra el Real Madrid en Tallin, con dos tantos y como el más destacable hombre del partido, pero asimismo que su fútbol, sus tantos, su impacto y sus números son mucho menos de los esperados, también porque las lesiones han marcado su regreso al Atlético.






Fuente