Los más de 76.800 estudiantes y docentes extremeños de ESO, Bachillerato y Formación Profesional (también las enseñanzas especiales y de adultos) que empezaron el segundo trimestre con enseñanza telemática volverán a tener clases presenciales el próximo lunes, 25 de enero. La Consejería de Educación y Empleo ha decidido este martes retrasar unos días la incorporación a las aulas (que supone el cambio del escenario 3 al 2) que inicialmente estaba prevista para el jueves, cuando se cumplen los 10 días de cuarentena preventiva que impuso la consejería después de las vacaciones navideñas.

Según explica Educación, el inicio de la presencialidad en las enseñanzas medias cuenta con el visto bueno de Salud Pública para iniciarse desde este mismo jueves porque la causa que motivó empezar el curso de forma online (el crecimiento de los contagios en la franja de los 15 a los 30 años de edad) está remitiendo: «va disminuyendo», aseguró el consejero de Sanidad, José Mª Vergeles, en Canal Extremadura Radio este lunes.

Pero más allá de los motivos sanitarios, la administración educativa considera que es mejor esperar unos días por razones organizativas. «Se toma esta decisión para que estas enseñanzas finalicen ya la semana a distancia y retomen en el modelo presencial con el inicio de la semana», apuntan.

En la instrucción que Educación ha enviado este martes a todos los centros de Secundaria de la comunidad se explica que el objetivo es «procurar la necesaria coherencia y facilitar la gestión a los equipos directivos de los centros educativos», así como la organización de los horarios. 

FFP2 durante 14 días

Además, se establece en esta norma, que como están haciendo en los colegios de Infantil y Primaria, desde el próximo lunes los profesores y el resto de personal de los institutos deberán protegerse frente al covid-19 con mascarillas FFP2 durante al menos los siguientes 14 días. Hoy mismo, la consejería continuaba repartiendo las últimas 160.000 mascarillas de este tipo que ha adquirido para los centros. Y también se mantendrá para ellos una «vigilancia activa», que consiste en la realización de un test de antígenos a los docentes en las primeras 24 horas ante cualquier síntoma o sospecha de covid que presenten.

La instrucción también recoge que continuarán suspendidas al menos hasta el 29 de enero las 521 Actividades Formativas Complementarias (las extraescolares), que cuentan con 10.000 alumnos, y que los periodos complementarios de los docentes de Infantil y Primaria tendrán que seguir realizándolos en sus lugares de residencias para reducir la movilidad. 

Los directores de los IES

La decisión de volver a las aulas el próximo lunes es «razonable, siempre que se haga con las máximas garantías», para el presidente de la Asociación de Directivos de centros públicos de Secundaria de Extremadura, Miguel Luis Pérez, quien considera que se deben extremar las medidas de seguridad «porque el virus está esperando que nos descuidemos». Por eso la recomendación para los alumnos del centro educativo que dirige, el IES Donoso Cortés de Don Benito, es que también lleven mascarillas FFP2 si es posible, así como que extremen las medidas en sus círculos familiares.

Pérez destaca que los centros han demostrado ser entornos seguros durante el primer trimestre y quiere confiar en que también los sean durante este segundo periodo lectivo. «Todavía faltan varios días para el lunes y esperamos que baje un poco la incidencia del covid antes de la incorporación», dice. A su juicio, la percepción generalizada es que la vuelta a las aulas es necesaria porque la enseñanza telemática «no es igual nunca a la presencial; lógicamente hay docentes que tienen miedo de volver, pero en general todos creemos que es más razonable la enseñanza presencial». 

El alumnado y las familias

Entre los estudiantes hay voces a favor y en contra de la incorporación. «En general la valoración es positiva, aunque vemos un poco de inseguridad y cierta improvisación. Miedo siempre hay, pero los alumnos que se juegan este año la EBAU o prácticas de algún ciclo de Formación Profesional prefieren retomar ya la presencialidad, mientras que en los cursos donde se juegan menos hay una mayor negativa por el temor principalmente de llevar el virus a casa en la situación actual», cuenta Guillermo Alonso, estudiante de 2º de Bachillerato y portavoz en la Coordinadora Estudiantil de Badajoz.

En las familias también hay opiniones discordantes, pero la presidenta de Freampa, Eva Mª Rodríguez, considera que la presencialidad es «necesaria» siempre que se haga con el visto bueno de las autoridades sanitarias y medidas de seguridad. «Entendemos el miedo de las familias, es lógico, pero los centros han demostrado que no son espacios de contagio y, además, son las autoridades sanitarias quienes establecen los criterios y manejan los datos de la pandemia. Habrán pasado ya 15 días desde las vacaciones cuando vuelvan a clase y se supone que en estos días los alumnos están en un circulo cerrado y se han preservado, que es responsabilidad también de los padres». Lo que piden ahora es que se cumplan con rigor las medidas de seguridad implementadas.

Los sindicatos docentes piden ampliar la enseñanza ‘online’ y en todas las etapas

«Volver a la presencialidad es una irresponsabilidad», ha asegurado CSIF tras el anuncio del retorno a las aulas el próximo lunes en las enseñanzas medias. El sindicato sigue defendiendo que, ante los datos de la pandemia, todas las etapas tengan enseñanza telemática. «Es la única opción mientras no bajen los contagios», defiende CSIF.

Para el sindicato PIDE ampliar de jueves al lunes el retorno es una «buena medida», pero «insuficiente». Defiende que debería ampliarse la enseñanza telemática hasta final de enero y establecer este modelo en todas las etapas educativas. También extender el uso de mascarillas FFP2 a todo el curso.






Fuente