Un cuadro pintado por el difunto primer ministro británico Winston Churchill que representa una botella de su whisky preferido fue vendido por 983.000 libras, informó el martes la vivienda de subastas Sotheby’s. El valor final, equivalente a 1,1 millón de euros, es «cinco ocasiones el valor de la estimación venta anticipada de entre 167.422 y 279.037 euros, y está entre los precios más altos de un cuadro de Churchill en subasta», precisa Sotheby’s en un comunicado.

El bodegón, que incluye una botella de Johnnie Walker Black Label, una botella de brandy, una jarra y dos vasos, simboliza el amor de Churchill por esta bebida, que comúnmente tomaba nada más despertarse mezclada con agua gaseosa, según Sotheby’s. Churchill, a quien le encantaba pintar, efectuó este cuadro en su casa solariega de Chartwell en la década de 1930. El presidente conservador del Reino Unido a lo largo de la Segunda Guerra Mundial regaló la obra al empresario estadounidense William Averell Harriman, enviado particular de USA en Europa en la década de 1940.


Harriman fue retratado en 1942 en Moscú con Churchill y Josif Stalin. No se sabe si el líder británico, que acostumbraba a obsequiar sus cuadros a sus amigos, se encontraba alerta del romance que su nuera Pamela, mujer de su hijo Randolph, tenía con Harriman, apuntó el primer día de la semana el diario The Times. Los dos amantes se casaron en 1971 y el cuadro se vendió a coleccionistas estadounidenses tras la desaparición de Pamela en 1997.


Sotheby’s vendió en 2014 otro cuadro de Winston Churchill, ‘El estanque de los peces en Chartwell’, por un número récord. Un par de millones de euros.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí