El reparto del fondo de recuperación europeo significa un reto fundamental para las administraciones de la Unión Europea, que debería mejorar su eficacia para evadir algunas de las dudas que implican la distribución de esos fondos de manera eficaz. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha relevante en su intervención en la XXV Día de Economía de S’Agaró –que se celebra en Barcelona por el efecto de la pandemia–, que existen algunas fuentes de incertidumbre en su reparto, «de cuya respuesta depende crucialmente la capacidad del fondo para impulsar la economía».

De Cos ha destacado que no se sabe en estos momentos qué cuantía se ejecutará, cuál será el calendario de realización de los proyectos, a qué género de proyectos se destinarán esos recursos y cuál será su impacto macroeconómico. «Existe el peligro de que los países tengan adversidades para absorber una cantidad tan ingente de fondos, para lo que es crucial que se reduzca el cuello de botella en las administración, tal como que se diseñen procesos de licitanción pública aficiente y veloces».

Rivalidad de los países

No es el único problema al que se enfrenta la distribución de fondos. El gobernador ha destacado, de igual modo, la rivalidad de los países por el desarrollo de los mismo proyectos. «Todos y cada uno de los países van a poner en marcha, en un intervalo de tiempo semejante, proyectos en áreas específicas muy especializadas (…), Esto puede proponer rivalidad entre países -y entre administraciones dentro de un país– por los proveedores con suficiente capacidad tecnológica par llevarlos a cabo», ha señalado.

El Banco de España cree que la segunda fuente de incertidumbre está en el calendario de ejecución de proyectos. «Uno de los más importantes problemas de la inversión pública como mecanismo para otorgar un impulso cíclico es el retardo en su implementación», ha destacado. «Este retraso es mayor en el momento en que los proyectos son de importante tamaño».  Esta cuestión es básica a corto plazo, si se pretenden que la inversión contribuya a la restauración económica, plantea el supervisor español.

El gobernador, ha destacado aparte la consideración de la correcta elección de los proyectos para aumentar al máximo su encontronazo en la actividad económica y en las finanzas públicas, «lo que se vería favorecido  si la distribución de los elementos se articula cerca de un plan de reformas estructurales».

Aviso de la vacuna

El gobernador del banco de España, ha destacado también en su intervención que el aviso de una vacuna en el horizonte a medio plazo «descarta escenarios económicos muy negativos», porque no se encontraba garantizado que el medicamento llegara. Ha relevante asimismo que la vacuna ha generado promesa, mas sus efectos económicos todavía tardará en llegar unos meses, por lo cual la política económica tiene que seguir siendo «muy contundente».

En este sentido ha recordado que las previsiones económicas de septiembre del banco de España se quedaron ya desfasadas y que el supervisor, como ya avanzó su presidenta, Christine Lagarde, deberá cambiar a la bajas sus esperanzas de crecimiento y de inflación para el conjunto del 2021.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí