La meta es que todos los jugadores con problemas físicos estén listos el día 10 de enero, en el fundamental primer partido de la segunda vuelta en el estadio Manuel Sánchez Angosto ante el Diocesano, debido a que el próximo fin de semana, en la última jornada del año y de la sección primera de la liga en Tercera, el Cacereño descansa. El técnico, Julio Cobos, tiene a varios futbolistas lesionados y a otros con problemas que le previenen estar al cien por cien.

El que más preocupa es Javito, que lleva 2 encuentros fuera de combate. Se le ha diagnosticado una rotura fibrilar en el cuadriceps de tres centímetros, lo que equivale como mínimo a cinco semanas guardando reposo. En dependencia de la evolución, parece complicado que logre estar en plenitud frente al Dioce.

Mientras, Carlos Andújar, que había disputado minutos en los dos últimos choques, fue sustituido en Valverde de Leganés al ver un pinchazo. Se espera que se pueda recuperar en este tiempo sin problemas añadidos.

Pequeñas afecciones impidieron al central Rubén disputar el último encuentro realizando pareja con Carlos Daniel. No preocupa principalmente. Otros que estaban ya en la activa y jugando, aunque aún con molestias, son Gustavo y Alex Caramelo. Ambos evolucionan bien.






Fuente