Organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias han iniciado esta mañana el plante para defender al área tabaquero paralizando las entregas de tabaco en las plantas de Cetarsa en Navalmoral de la Aniquila y Talayuela. Representantes de las cooperativas tabaqueras han representado aparte la reivindicación apostándose con tractores a las puertas de las compañías transformadoras. Con esa medida quieren inmovilizar la actividad en estas instalaciones, en las que trabajan unas 600 personas. «Si desaparece el sector tabaquero, desaparece además la transformación», ha recordado el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco.

Las organizaciones agrarias anunciaron el viernes pasado que paralizarían esta semana las entregas para defender el futuro del sector y principalmente su actual consideración como una región productora. Perder esa etiqueta supondría eliminar el 50% de las ayudas que perciben en este momento, lo que supondrían cerca de 14 millones de euros. 







Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí