El Extremadura CAR Cáceres vuelve a dar una lección de solidaridad. El pasado jueves 17 el ciclón ‘Yasa’ impactó de lleno en la isla Vanua Levu, la segunda en importancia del archipiélago de Fiyi. Junto a se encuentra la isla de Taveuni, de donde proceden los jugadores Drix Talemaisuva y Noa Bola Knox. Con vientos de 240 kilómetros por hora, ‘Yasa’ se ha convertido en el ciclón más potente del 2020, y el segundo en los últimos años tras el ‘Winston’, que se produjo en 2016.

Tras unos días de incertidumbre y sin poder comunicar con sus familiares, los dos deportistas pasaron por instantes difíciles hasta comprender que sus más allegados estaban bien, aunque no ocurrió lo mismo con sus pertenencias y sobre todo con las casas, con seriedad dañadas por la climatología. Con diferente suerte, pero muy estropeadas, la granja familiar, como llaman los fiyianos a sus viviendas en aldeas, necesitan ser reconstruidas. Pueblos enteros han quedado destruidos. Las autoridades advierten a la población fiyiana que el calentamiento global está aumentando el número de ciclones que pasan por las islas y su capacidad de destrucción. ‘Yasa’ es el primero de esta temporada que acabará en el mes de abril.

A idea de los players del Extremadura CAR Cáceres se ha ordenado el sorteo de una cesta de Navidad con aportaciones de los propios players para ofrecer la recaudación a las familias de sus compañeros fiyianos.

Drix Talemaisuva y Noa Bola Knox fueron 2 de los players que durante el confinamiento se han quedado atrapados en Cáceres sin poder volver a su país por falta de vuelos. 






Fuente