Vecinos de la barriada de Cerro de Reyes fueron ayer por la noche a una misa celebrada en la parroquia de Jesús Obrero, en recuerdo de las víctimas de la riada de 1997, en la que perdieron la vida de 21 personas en Badajoz y otra tres en la localidad vecina de Valverde de Leganés, por el desbordamiento de los arroyos Rivilla y Calamón. El alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, asistió a la celebración religiosa, en el 23 aniversario de la tragedia, como además el primer teniente de alcalde, Ignacio Grageras, la edil de Elementos Humanos, María de los Jalones Mogena; y la concejala del conjunto socialista Candy Arce Gómez.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí