La caída de la actividad comercial y de la movilidad de las personas ocasionada por la crisis del coronavirus redujo en un 44% los latrocinios comerciales que se generaron en España a lo largo del primer semestre del año, según los datos ofrecidos a lo largo del 23 Congreso Aecoc de Prevención de la Pérdida. «El robo está profesionalizado, y con la novedosa normalidad podemos aguardar que se produzca un importante desarrollo, especialmente por la desaparición del turismo, que hará que estos delitos se generen donde hay actividad, como en el comercio», ha señalado el director de cadena de suministro de Aecoc, Alejandro Sánchez. Sánchez apunta a que este repunte de la actividad delictiva en los shoppings ahora se empezó a ver en los meses de septiembre y octubre en ámbitos que están registrando buenos datos económicos tras el confinamiento, como los establecimientos de ferretería y bricolaje.

En su intervención, además puso el foco en la necesidad de remarcar los protocolos de seguridad en la actividad por la red de los shoppings, principalmente en un año en que el comercio ‘online’ o bien el trabajo a distancia están medrando de forma exponencial. «El delito de fraude informático, a nivel global, creció un 16% en el 2019, y este año se prevé que lo haga un 50% por el incremento inaudito de la actividad ‘on line'», explicó.

Sánchez ha recordado que la pérdida ignota representa un 0,8% de las ventas totales de los shoppings españoles, lo que piensa un encontronazo de 1.800 millones de euros cada un año para las empresas. «Es una amenaza a la eficacia, a la capacidad de inversión y a la viabilidad de muchas de nuestras compañias», ha asegurado.

De ahí que, ha solicitado la creación de mecanismos legales que protejan a los comercios de cuestiones importantes como el de la reincidencia. «En 2015 se ingresó la pena de cárcel en el caso de multirreincidencia, lo que tuvo un enorme efecto disuasorio, mas hemos proporcionado un paso atrás en 2017 en el momento en que el Tribunal Supremo rechazó esta medida», ha explicado, al paso que considera que «llegó el momento de ajustar el Código Penal para el robo en multirreincidencia».

En este sentido, Sánchez ha celebrado la puesta en marcha, desde ayer, del nuevo protocolo de denuncias ‘in situ’, que facilita a los establecimientos comerciales administrar denuncias telemáticas en el caso de sorprender al criminal durante el hurto y poder retenerlo en su local para agilizar el proceso de citación para un juicio veloz.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí