Polémica sobre el regreso a lecciones frontales en Madrigalejo. Así lo anunció la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del CEIP Fernando el Católico sus hijos no irán a la escuela el próximo lunes «hasta que la situación en el municipio mejore o se estabilice». Así lo anunció el grupo a la dirección del centro ya la Delegación Provincial de Educación, a través de un correo electrónico en el que asegura que se trata de una «decisión meditada, ya que los casos van en aumento, incluso en la población escolar». “Hay muchos estudiantes que están en cuarentena porque son positivos o porque están en estrecho contacto con una persona positiva”, asegura.

Cabe recordar que el centro educativo de este municipio de Cáceres, que cuenta con 96 alumnos matriculados, está cerrado desde el pasado 4 de diciembre tras haberse detectado un brote al final del ciclo lectivo anterior que afectó a varios profesores y a casi todos los de segundo curso. estudiantes. de educación primaria. La AMPA solicita que se mantenga el Escenario III de formación online hasta que mejore la situación epidemiológica del municipio y se controle el brote, considerando que de esta forma «todos los alumnos del centro tendrían las mismas oportunidades de acceder a una instrucción».

Por su parte, la Delegación Provincial de Educación respondió a la AMPA que el área de salud de Cáceres «no nos informó que volver a clase representa un riesgo para los alumnos y sus familias». “A la fecha, los positivos confirmados se han producido durante el período vacacional y muchos de ellos serán dados de alta en los próximos días”, indica. En este sentido, subraya que «no hay, por tanto, motivo para que los niños y niñas de su localidad no asistan presencialmente a las lecciones, salvo que uno de ellos haya sido considerado un contacto cercano».

La delegación recuerda que en el Escenario II de máxima asistencia, que es al que entrará el centro el próximo lunes, los alumnos que no asistan a clases salvo por un motivo justificado se considerarán ausencia injustificada y «deberán matricularse en la plataforma educativa Rayuela». «. La no asistencia implica la vulneración de un derecho fundamental y, de ser revocado, se activaría el protocolo del Ministerio de Educación», subraya.

.