El desarrollo acelerado de la venta a distancia y ‘online’ durante la pandemia ha obligado a El Corte Inglés a mejorar su organización y diseñar un emprendimiento para crear una filial logística propia. El proyecto ya fué dibujado y se estima que esté en marcha a fines del 2021. La apuesta omnicanal de la cadena, en tiendas físicas y también internet, se traduce así en la potenciación de la logística (almacenamiento y transporte) como parte estratégica en cualquier negocio ‘online’ que se precie. Amazon es la referencia a continuar. Para ello, El Corte Inglés creará una nueva filial sin dependencia en temas logísticos (administración de almacenaje y envío) para competir con Amazon y con el objetivo de prestar su infraestructura a terceros y triplicar su volumen de negocio hasta facturar en torno a 1.200 millones de euros en el primer año de actividad, tres veces más que hoy en dia.

El conjunto presidido Marta Álvarez vive momentos complejos a consecuencia de las pasadas limitaciones de aforo y cierres de sus establecimientos. Pero el reto ‘on-line’ puede sugerir virtudes para un grupo con extensa presencia física en las localidades españolas. La intención de la compañía es aprovechar la infraestructura logística con la que ya cuenta, que es la que da servicio a sus centros comerciales y supermercados. Los centros de venta seguirán ofertando el servicio de envío urgente.

Fuentes del sector apuntan a que hablamos de una división donde trabajan alrededor de 5.000 personas. Dos son las grandes interfaces logísticas de la firma, la de Valdemoro en La capital española y la Montornès del Vallès para Catalunya. Esta última utiliza más de un millar de personas y da servicio a Catalunya, Baleares y una parte del arco mediterráneo. Globalmente, ECI cuenta con 1,2 millones de metros cuadrados de área en 50 almacenes, además de la capacidad de almacenaje de sus propios puntos de venta.

El conjunto, que se encuentra inmerso en apresurar su digitalización, multiplicó por tres sus ventas ‘en línea’ en el primer semestre fiscal y ahora representan el 15% del total de las ventas frente al 7% del año pasado. En concreto, las ventas ‘online’ crecieron un 124% en el segundo período de tres meses tras la reapertura de tiendas, registrando un alza solo en junio del 218%. En el conjunto del primer semestre fiscal, el mes de abril, coincidiendo con el confinamiento por el estado de alarma, fue el que más grande crecimiento registraron las ventas ‘en línea’, al dispararse un 386%.






Fuente