Han pasado ocho años desde que el autobús urbano perdió más de 4 millones de euros. En este año 2012 la subvención por déficit de tráfico superó este importe, ascendió a 4.099.821 euros. Este año 2020, aunque por diversos motivos motivados por la crisis del coronavirus, se necesita una partida similar en el presupuesto. El autobús es un servicio atípico. La basura o el agua se financia prácticamente con la tarifa, siempre hay ajustes al contrato, pero los costos y los ingresos suelen ser más parejos. No en el bus. Con lo que se va a conseguir con la venta de billetes, bonobús y abonos mensuales se cubrirá un poco más de la mitad del coste, pero este año ni siquiera se conseguirá según el cambio en el presupuesto 2020 que aprobará la compañía. este jueves.

El presupuesto se aprobó el pasado mes de febrero por un importe de 3.262.558 euros para cubrir el déficit de transporte público. Las pérdidas ocasionadas por este servicio son cubiertas por el Ayuntamiento con cargo a su presupuesto y con pagos a cuenta de la empresa concesionaria, Subus. Para este año estaba previsto un déficit ligeramente superior a los anteriores por los cambios previstos en líneas como la 3, cambios que aún no se han puesto en funcionamiento y para los que no hay fecha. Pero ese partido, a los tres meses y medio de final de año, se quedó corto, y el pleno de la compañía en su reunión de este jueves sumará otros 749.784 €. Ya hay más de 4 millones para cubrir las pérdidas de autobuses con el presupuesto.

DOS JUEGOS / Estos 749.784 euros serán el resultado del recorte de una partida presupuestaria y casi medio millón de euros aún por destinar del resto de Hacienda Pública a los gastos generales que cerraron 2019, el año pasado. El saldo fue de 6,2 millones de euros, de los cuales 2 ya estaban destinados a incrementar la partida de gasto social y el plan de subvenciones a autónomos y pymes. De este resto, 450.000 euros se están gastando ahora en el déficit de autobuses. El gobierno local anunció que otros 2,4 millones de estos se utilizarían para financiar la ampliación de los campos de fútbol de Pinilla, trabajo que se pagaría con una operación de préstamo que se pondría a disposición de Liberbank, pero solo por el momento. Este es un anuncio ya que el cambio presupuestario no fue realizado ni por el Comité Económico ni por la sesión plenaria.

El rechazo del real decreto sobre los restos de los municipios hace una semana en el Congreso dejó en el aire el préstamo extraordinario recaudado por importe de 275 millones de euros para incrementar las ayudas que el estado otorga a los ayuntamientos al transporte público de los municipios . Con este préstamo extraordinario se podría haber triplicado la subvención que el ayuntamiento recibe del estado para financiar las pérdidas del autobús, una aportación que ha superado los 300.000 euros en los últimos años (que alcanzó un máximo de 394.000 euros para el ejercicio 2018 Euro) Euro). El gobierno señaló el lunes pasado que se reintroduciría el mismo texto legal sobre medidas financieras extraordinarias y urgentes para los entes locales, pero sin el capítulo sobre la entrega de los restos de las comunidades al Estado.

DÉFICIT / La disminución en el número de pasajeros no solo afectó el aumento del déficit de buses para 2020, sino que el servicio fue gratuito durante gran parte de la condición de alarma. Durante casi tres meses, que también coincidieron con la escolarización, no hubo ingresos, y el mismo ingreso de lo que se recaudó en otros años rondaba los 250.000 euros mensuales. Si bien se redujo el servicio, se incurrió en costos adicionales para adecuar los vehículos a las medidas de seguridad debido a la cobertura.

Este incremento en el importe de la subvención al transporte se aprueba sin que entren en vigor los cambios en las líneas previstas en el presupuesto 2020 y acordadas en las negociaciones entre PSOE y Podemos para la elaboración de las cuentas anuales de este año. Estos cambios pasaron su primera prueba en julio cuando fueron enviados a la autoridad de transporte. Sin embargo, aún no han llegado a la comisión de información municipal con los informes valorando sus costos y su impacto en el contrato con Subus. Los cambios afectan principalmente a dos rutas, la Línea 3, que dejaría de ingresar al campus, y la Línea 8, que conecta el sur con el norte de la ciudad y se ha convertido en la que más usuarios tiene. Su frecuencia de paso disminuiría de 20 a 15 en cinco minutos.

Noticias similares

.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí