A pesar del fuerte choque registrado por la economía europea a lo largo del último trimestre del año, con un repunte histórico del 16,7% en España, los ministros de economía y finanzas de la Eurozona encaran la última una parte del año con mucha incertidumbre debido al repunte en los contagios de covid-19 y las nuevas restricciones que, según admiten, van a tener su impacto en la restauración. Algo que hace más urgente todavía la ratificación del plan de recuperación de 750.000 millones acordado en el mes de julio pasado y cuya letra prosigue sosten a negociación entre el Consejo y el Parlamento Europeo.

Es una prioridad muy urgente porque tiene una consideración crucial para respaldar la recuperación, ha avisado el presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe. La declaración suscrita por los 19 países de la Eurozona insiste en que el fondo debe aprobarse como «cuestión de prioridad para dejar que las ayudas logren desembolsarse, como está previsto, en 2021. Las negociaciones están continuando y aguardamos que lleguen a buen puerto pronto a fin de que todos los mecanismos se pongan en marcha lo antes posible, dijo la vicepresidenta y ministra de españa, Nadia Calviño, que ha celebrado la determinación unánime del Eurogrupo de continuar actuando de forma decidida, ágil y eficiente para amortiguar el impacto económico y popular de la pandemia.

La urgencia de implementar lo decidido este verano es absoluta. No podemos dejarnos retrasar el desembolso de fondos de europa, que nuestras economías van a requerir para ponerse en marcha otra vez, ha añadido el francés Bruno Le Maire. Exactamente el mismo mensaje lanzado también por el comisario de asuntos económicos, Paolo Gentiloni. Requerimos un acuerdo rápido entre el Consejo y el Parlamento Europeo, ha insistido sin ofrecer pistas sobre las previsiones económicas de otoño que presentará este próximo jueves. «Hacer previsiones es realmente un enorme peligro, se ha escudado. Aún de esta forma, sí ha apuntado que hay causas para suponer que el encontronazo será menor que en primavera, durante la primera ola de la pandemia, porque las empresas y los trabajadores están mejor preparados para el trabajo a distancia. Sin embargo, augura una repercusión fuerte, más que nada, en el área del turismo, del alojamiento, del diversión y del ocio».

LAS CONDICIONES DE LA EUROCÁMARA

Tres meses después del acuerdo político al que llegaron los líderes de europa, el inconveniente es que el enorme fondo destinado a mitigar las secuelas del covid todavía debe negociarse con el Parlamento Europeo. Los enormes conjuntos de la Eurocámara PPE, S&D, Liberales y Verdes- han llegado a un acuerdo sobre un texto que esperan aprobar en el minipleno de mediados de noviembre lo que dejará lanzar las negociaciones con la presidencia alemana de la UE. Nos encontramos dispuestos a negociar mañana, tarde y noche. Si no entra en vigor el 1 de enero de 2021 no va a ser por el Parlamento Europeo, asegura entre las ponentes del Mecanismo de Restauración y Resiliencia, la socialista Eider Gardiazabal.

El Parlamento Europeo fija 6 objetivos transición climática, digital, cohesión popular, pilar económico, modernización de la administración y juventud- a los que van a deber destinarse los fondos del mecanismo y, aunque no dicen que no deban cumplirse las recomendaciones del semestre europeo, sí incide en que debe acotarse a aquellas enlazadas con la pandemia. Aparte, eleva al 40% el porcentaje de fondos para tiempo y biodiversidad, y incrementa del 10% propuesto por el Consejo al 20% el anticipo de fondos para los Estados miembros. Los eurodiputados también apuestan por remover el artículo del Consejo que prevé la suspensión de las ayudas si un país incumple las recomendaciones de política económica de la Comisión y, particularmente, los aspectos fiscales porque estiman que carece de sentido incluir la condicionalidad macroeconómica con el Pacto de Seguridad y Desarrollo suspendido. Un factor que, según augura el eurodiputado de los Verdes, Ernest Urtasun, va a ser una guerra nuclear con los países frugales (Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca) que exigen una condicionalidad macroeconómica rigurosa.

APROBAR AHORA Y AJUSTAR DESPUÉS 

Aunque algunas gobiernos de europa o la Comisión Europea ven con positivos puntos de vistas los cambios propuestos por el Parlamento Europeo, insisten en que lo urgente ahora es ponerse de acuerdo lo antes posible. Por ejemplo, incrementar la tasa de adelantos significa comprobar el reglamento y eso, significaría asumir el riesgo de retrasar la aprobación y el desembolso. Aunque hay ideas pertinentes nos se ve que hay que intentar ponerlo en marcha lo antes posible y después ajustarlo a lo largo de la puesta en marcha, piensan fuentes del Gobierno francés.

Alén del fondo de recuperación, el debate ha servido para llevar a cabo balance a las medidas adoptadas desde marzo fondo SURE, garantías del BEI y préstamos del MEDE- y resaltar la importancia de las medidas fiscales adoptadas en todo el país por los gobiernos y que suponen el 4% del PIB. Un apoyo que, según el Eurogrupo y dado el alto compromiso en el retraso de la recuperación, es vital que los gobiernos contengan a lo largo de 2021 y que ajusten dependiendo de la evolución de la pandemia.






Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí