Que el fútbol se puede jugar con público en las gradas lo volvió a demostrar este sábado el Coria, que con unas estrictas medidas de seguridad permitió a los aficionados acceder al estadio de La Isla para ver el amistoso ante el Extremadura, que se apuntó la victoria por 0-3 con un tanto inaugural de Rubén Mesa en el minuto 15 y dos goles de Nando Copete en el último cuarto de hora.

Con Álex Hernández, Carlos García, Mahíllo, Antonio, Pino, Chema, Álvaro, Alejandro, Pablo de Plasencia, Chechu e Ismael salío el Coria de Rai. A Casto, Elías, Liam Ayad, Rubén Mesa, Kike Márquez, Dani Sánchez, Nico Hidalgo, Dani Perez, Dani Vega, Gato y Tala metió Manuel en el Extremadura.

Empezó apretando el Coria, aunque el Extremadura vio puerta rápidamente. Apenas se habían jugado 15 minutos cuando Rubén Mesa aprovechó el rechace de un disparo lejano para marcar a placer. Mostró a partir de entonces el cuadro azulgrana su superior categoría para hacerse el dominador del juego, aunque los locales no renunciaban al ataque.

En el 25 un paradón de Álex Hernández impidió el segundo de los locales, más rodados y que ya habían jugado otro amistoso esta pretemporada, el pasado sábado ante su filial.

Con 0-1 se llegó al descaso. Empezó el carrusel de cambios y el partido perdió intensidad. Fue el Coria el que creó las mejores ocasiones en el inicio de la segunda parte, con David López, que acababa de entrar, como jugador más destacado.

Empezó a apretar la salida del balón el Extremadura, dificultando mucho el juego del Coria. Y en el último cuarto de hora apareció la conexión entre Nando Copete y Pastrana. El primero fue el goleador, mientras que el segundo el asistente de los dos goles del cuadro de Almendralejo que dejaron el marcador final en 0-3.

«Contento por la actitud y la predisposición de los chavales», dijo Rai al final del partido. «Nuestro objetivo era seguir cogiendo sensaciones y el equipo lo ha hecho bien, en la segunda parte mejor que en la primera», añadió el preparador. «Es lógico que el Extremadura nos haya ganado».

Donde sí ganó el Coria fue en la grada. Las medidas de seguridad y un público respetuoso en todo momento volvieron a dar ejemplo de que el fútbol debe jugarse con gente en las gradas.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí