Este año todas las previsiones de asistencia fueron arriesgadas por los cambios que impone la pandemia. Aún así, el teatro López de Ayala de Badajoz ha mantenido su compromiso como lo demuestra el hecho de que entre el teatro y las representaciones de calle, más de 3.500 espectadores han asistido a la 43 edición del Festival Internacional de Teatro, que se ha desarrollado del 16 al 28 de octubre con 14 empresas, tres de ellas extremeñas y dos internacionales. El número de abonados ha sido similar al de años anteriores, con un centenar de abonados, según datos del gerente de López, Miguel Ángel Jaraíz. Sin embargo, en esta edición ha faltado un número importante: el de alumnos de centros educativos que siempre han sido invitados al festival y que este año, por precaución, no se ha permitido, por tratarse de grupos numerosos.

Aunque la limitación de aforo del teatro fue del 75%, en López durante todo el festival fue del 62% por motivos de seguridad, es decir, 472 butacas, totalmente ocupadas con algunas obras. Jaraíz destaca que la seguridad fue y es una prioridad, porque en definitiva el festival es «un reencuentro con el teatro, con el público y un encuentro nuevamente». Así lo han vivido todos: los espectadores, las compañías y los responsables del teatro y del festival.

EXIGENTE / Jaraíz argumenta que las medidas de seguridad adoptadas son muy exigentes y han obligado a todo el personal a haber estado muy involucrado para que «todo saliera bien, y así ha sido». El gerente agradece la dedicación de los trabajadores y técnicos de sala, así como del público, que han sido «ejemplares», no solo por su asistencia, sino por su comportamiento, por respetar las normas. Tal ha sido el caso, que no ha habido ningún imprevisto en el desarrollo del festival. “La palabra que más hemos escuchado estos días ha sido gracias, del público y de las empresas, por poder trabajar”, ​​subraya.

Jaraíz reconoce que todos los programas culturales que están saliendo ahora mismo son «prácticamente un milagro» y «así lo hemos vivido». Hacer un programa y ponerlo en funcionamiento «es complicado». añade, ya que tratan de encontrar propuestas originales e innovadoras que no se suelen ofrecer en los circuitos nacionales y, además, el componente internacional de este festival «requiere un mayor esfuerzo». El directivo explica que desde que se empieza a preparar la programación con mucha antelación, ya existía una propuesta previa que se paralizaba con el estado de alarma y hasta el último momento persistía la incertidumbre sobre si se podía realizar el festival. Cuando llegó el espectáculo, pudieron respirar aliviados. Tenga en cuenta que los horarios se suelen preparar con casi un año de antelación. Así termina una edición y se empieza a evaluar para empezar a diseñar la siguiente. Por ello, el imprevisto ineludible de la pandemia ha repercutido en el contenido del programa que ya se estaba preparando, ya que algunas empresas extranjeras no podían viajar a Badajoz por restricciones de movilidad. “Al final no fueron tantos como esperábamos, hemos tenido que hacer algunos ajustes y cambios, también en fechas, pero el grueso del festival se ha mantenido”, asegura.

DE TODO / El directivo defiende que la programación que se ha ofrecido al público en esta 43 edición «ha sido muy completa», ya que ha incluido prácticamente «todo»: drama, comedia, thriller, documental, danza, títeres, teatro infantil y espectáculo. de la calle. “Lo que buscamos es que haya diversidad en las propuestas, aunque todas tengan un denominador común que es lo que siempre buscamos: la calidad”, defiende.

Aunque satisfecho con la asistencia, para Jaraíz, el gran acierto de esta edición ha sido «llevarlo a cabo y sobre todo que los que han venido hayan disfrutado» y hayan demostrado «que el teatro es seguro y puedes venir con tranquilidad , algo que en estos tiempos es un logro, según el directivo, el público y las empresas necesitan teatro en vivo y directo «porque las pantallas no se transmiten igual».

De aquí a fin de año se mantiene el calendario previsto y también muy avanzado el de 2021. Para la próxima edición del festival, López ha puesto en marcha ayudas a la producción en las categorías de teatro, danza y calle para su estreno. Porque «el teatro no para».

«Ha sido el festival de la calidad y la entrega en todos los sentidos»

También el director artístico del 43º Festival Internacional de Teatro de Badajoz, Eugenio Amaya, asegura estar «muy contento» con el balance de la pasada edición. «Debe ser», comenta. Por varios motivos: porque el festival podría celebrarse en las actuales circunstancias «que nos afectan a todos». También por la reacción del público «tan cómplice y respetuoso». También por la «fluidez» de todo el personal implicado, López de Ayala y Arán Dramática. Y, por último, porque el festival «revela que la salud artística de las artes escénicas está en el lado alto, podemos alegrarnos del despliegue de habilidad, sensibilidad, expresividad y calidad que ha tenido el festival en su variada oferta este año». El resultado no podría haber sido mejor, en su opinión, porque, independientemente de la cantidad de público en la platea, «todos los artistas han recibido ovaciones y han tenido que saludar y gritar una y otra vez».

Según Eugenio Amaya, la fiesta de este año no ha sido diferente debido a la crisis de salud. Al menos «en espíritu», porque «todo lo que ha sido parte del programa cumplía con nuestros requisitos acordados con López, que eran ofrecer al público un panorama amplio de lo que se está haciendo en este momento en las artes escénicas, con el denominador común la calidad y la capacidad de conectar con el espectador. Sin embargo, reconoce que se han tenido que hacer ajustes, algunos casi en el último minuto, «pero anticipándonos a lo que podría pasar teníamos un glosario de programas que cumplían con esos requisitos».

Le hubiera gustado, eso sí, una mayor presencia internacional, «pero el horno de bollos no está ahí». Lo importante es que el público ha sabido «disfrutar» de los espectáculos y premiar a los artistas. «Ha sido el festival de la entrega y la creatividad en todos los sentidos», enfatiza.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí