El Gobierno prorrogará durante los primeros meses de 2021 la parte fija de la factura de la luz, los catalogados peajes y cargos eléctricos, hasta hoy del 1 de abril. A partir de esa fecha está sosprechado que entre en vigor la nueva composición del recibo desarrollada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Rivalidad (CNMC) que representa un vuelco a la composición vigente y también introduce la discriminación horaria en todos y cada uno de los peajes y piensa una revisión y simplificación de los periodos horarios.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha publicado a información pública su iniciativa de orden, desde este miércoles hasta el próximo 15 de diciembre, en la que recoge esta prórroga de los peajes, de la misma manera que ahora sucedió en este 2020.

«Dado el carácter primordialmente transitorio de lo establecido en la presente orden en relación con los peajes de ingreso, y puesto que los mismos previsiblemente dejarán de ser de aplicación con fecha 1 de abril de 2021, se eligió por prorrogar los peajes establecidos en la Orden TEC/1258/2019, de 20 de diciembre», señala el texto.

Esta prórroga, al igual que ocurrió el año pasado, tiene dentro tanto los propios peajes, en manos de la CNMC tras el Real Decreto de 2019 que devolvía al organismo un control sobre la configuración de los recibos familiares y reducía la influencia política del Ejecutivo y que ascienden a unos 7.000 millones de euros, como los cargos -premeditados a realizar los pagos a las renovables, la deuda eléctrica o las extrapeninsulares-, que superan otros 7.000 millones de euros y sobre los que escoge el Gobierno.

Metodología de cálculo

El pasado mes de julio, la CNMC ahora aprobó la modificación de la circular por la que se establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad, con lo que se ampliaba en cinco meses, hasta el 1 de abril de 2021, el periodo transitorio que tienen las compañías distribuidoras y comercializadoras de electricidad para ajustarse a los nuevos peajes.

Al principio se había predeterminado el pasado 1 de noviembre de 2020 como fecha límite para que las compañías distribuidoras y comercializadoras de electricidad adaptaran los equipos de medida, sistemas de facturación y contratos a la novedosa regulación.

El Gobierno inició la tramitación de un emprendimiento de Real Decreto por el que se regula la metodología de cálculo de los cargos del sistema eléctrico, que fue sometido a trámite de consulta pública el mes pasado de julio, y si bien está en sus últimas etapas de tramitación, aún no fué aprobado.

Así, en el mes de abril de 2021 debe entrar en vigor la metodología de cálculo de los cargos de electricidad simultáneamente con la de los peajes de transporte y distribución aprobados por la CNMC.

En el artículo de emprendimiento de orden, el Gabinete comandado por Teresa Ribera establece ciertas partidas para asegurar el funcionamiento y equilibrio del sistema eléctrico, como 2.440,62 millones de euros para satisfacer los derechos de cobro del sistema eléctrico atentos durante el próximo ejercicio, o bien 760,47 millones de euros de la compensación del extracoste de la actividad de producción en los territorios no peninsulares con cargo al sistema eléctrico.






Fuente