El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha podido confirmar este miércoles el choque del 16,7% experimentado por la economía de españa en el último trimestre del año vigente con respecto al segundo, en el que registró un desplome histórico del 17,8%, sutilmente corregido respecto ala primera estimación. Eso supuso salir de la recesión tras las caídas del primer y segundo trimestres. En términos internanuales, el descenso se situó en el 8,7% frente al retroceso del 21,5% del período de tres meses anterior.

Estas cantidades, que se apoyan en un crecimiento popularizado de todos los componentes, incluido el consumo de las familias que registró un aumento intertrimestral del 20,7%, corresponden al periodo estival tras la desescalada una vez finalizado el primer estado de alarma con un confinamiento general, previo al pico del rebrote de la pandemia que se produjo en otoño y que sigue hoy en día. En verdad, las previsiones de cierre del cuarto trimestre han empeorado.

El Banco de España cree que se ha producido un retroceso medio del 0,8%, si bien establece una horquilla entre un alza del 0,6% y una caída del 3%, según la evolución de la pandemia. Solo el Gobierno hizo estimaciones de desarrollo en el periodo octubre-diciembre. El instituto emisor inclusive ha apelado a la responsabilidad individual y colectiva y a sostener el distanciamiento social para evitar que se trunque la recuperación.






Fuente