El fútbol y el baloncesto expertos «pueden aguardar» para tener espectadores en los estadios. De este modo de rotundo se mostró este lunes el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, en un reportaje con Efe. «En estos momentos no es prudente» proponer el regreso de la gente a los circuitos deportivos, no tanto por las cuestiones de inseguridad dentro suyo sino más bien por el traslado masivo de personas por las calles o el metro, ha precisado el ministro, en respuesta a las reivindicaciones de los equipos de fútbol y baloncesto que demandan la apertura a los espectadores.

No es lo mismo 5.000 personas en el Wizink Center -un tercio de su aforo para recitales-, que fue el número de espectadores que asistió a ver a Raphael, que la aptitud un estadio de fútbol. «Un 30 por ciento del Santiago Bernabéu son 30.000 personas», ha precisado Rodríguez Uribes, para quien el problema son las entradas y los traslados de esos espectadores a un estadio o pabellón deportivo.

Decisiones sanitarias

«Nada me agradaría más a mí como ministro de Cultura y Deporte que no parecer un aguafiestas en este ámbito pero me da la sensación de que mi sentido de la responsabilidad es el de mi Gobierno», ha agregado. En cualquier caso, ha precisado, los criterios «van a ser siempre sanitarios». «No va a ser el ministro de Cultura y Deporte quien decida si va a haber público en los estadios, sino lo va a hacer el ministro de Sanidad (Salvador Illa) cuando haya garantías de que es una actividad segura y de que puede ir gente».

Además de esto, ha añadido: «Yo pienso que tampoco al Real Madrid y no soy sospechoso, es mi conjunto, le hace bastante que vayan 10.000 personas ahora al campo y lo único que hacemos es incrementar el compromiso». El ministro ha recalcado que está seguro de que los equipos de la Liga o bien de la ACB podrían organizar la asistencia sin ningún riesgo y lo harían igual de bien que se hace en teatros y salas de cines.

Traslados multitudinarios

Mas «no se trata solo de que en el momento en que lleguen estén separados, estén con máscaras», el inconveniente son los traslados multitudinarios. Si bien en el caso del baloncesto, lo que ha propuesto el pasado 3 de diciembre el presidente de la ACB, Antonio Martín, es empezar abriendo los pabellones de la Liga Endesa a 500 espectadores.

«Sin importar la fantástica promesa del domingo y de estos días con la vacuna (…) nos encontramos todavía en un instante muy dudoso, con un índice de contagios alto, con gente que muere, y pienso que el fútbol profesional y el baloncesto profesional, o sea LaLiga y la ACB, pueden esperar», indicó Rodríguez Uribes, que también ha recordado que son espectáculos que se tienen la posibilidad de ver por televisión.






Fuente