Hace cierto tiempo que en los proyectos del Ayuntamiento de Badajoz está la puesta en valor del Palacio de Godoy, construido a finales del siglo XVII y actual sede de la Escuela Oficial de Lenguajes. La oportunidad para comenzar a transformar el entorno de este inmueble, que jamás llegó a ocupar el ‘Príncipe de la Paz’, mas que tuvo otros muchos usos durante su crónica (hospicio, cárcel o centro, etc), ha llegado de la mano de Europa por medio de la Estrategia de Avance Sostenible e Integrado (Edusi). Este será un primer paso para un proyecto más ambicioso: dejar exento el Palacio de Godoy y destinarlo a uso administrativo, con el fin de revitalizar esta región del Casco Antiguo.

Esta última aspiración está supeditada al traslado de la Escuela Oficial de Lenguajes, que la Junta de Extremadura ya ha anunciado, aunque aún se desconoce la fecha y el emplazamiento que le dará, tal como al de la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí, cuya sede será el convento de San Agustín, tras el acuerdo alcanzado entre el ayuntamiento y la diputación pacense. Cuando esta última se reubique, el edificio que ocupa en nuestros días se derribará. También será necesario demoler otras características particulares a fin de que el Palacio de Godoy quede completamente liberado.

El emprendimiento de adecuación del ámbito de este edificio, que tiene una inversión de 650.000 euros, contempla la demolición del muro y la tala de los árboles que en este momento mantienen semioculto, para crear un estacionamiento en superficie. Asimismo, se derribarán otras creaciones anexas de propiedad municipal, para habilitar una plazoleta en entre los laterales y hacer llegar las calles Joaquín Costa y Porrina de Badajoz a través de una escalinata.

La concejala responsable de los proyectos de la Edusi, Blanca Van a subir, explicó que antes de acometer esta actuación, que se anunció en diciembre del 2019, fué necesario resituar a los colectivos que usaban estos locales, como la Hermandad de Cristo Resucitado, que ya se ha movido a una exclusiva sede que ha conseguido, la Asociación de Belenistas de Badajoz, a la que se ha cedido el antiguo local de la Asociación de Vecinos de Santa Marina, o la Asociación de Arte Flamenco, a la que se le busca novedosa ubicación en el ámbito del Casco Obsoleto.

También se demolerá otro local que usa como aula la Escuela Oficial de Lenguajes. Se trata de la única alcanzable con la que cuenta el centro, por lo que esta resolución ha generado las quejas de algunos estudiantes y docentes. Van a subir comprendió que les cause un trastorno, pero defendió que la importancia del proyecto justifica esta actuación, como de esta forma lo han comprendido la Secretaría General y la Delegación Provincial de Educación, según ha dicho. La concejala aseguró que se está buscando una aula alternativa, que podría ubicarse en el colegio San Pedro de Alcántara.

El proyecto de demolición, al que se destinarán 69.000 euros, está ahora redactado. Cuando todas y cada una los locales estén desalojados, se sacará a licitación. Cuando los derribos estén ejecutados y que los técnicos estudien y valoren lo que logre manifestarse en el terreno, los arquitectos acabarán de redactar el emprendimiento de adecuación del ámbito del Palacio de Godoy, «que ahora está muy avanzado», según destacó Van a subir. El siguiente paso será sacar a certamen público las obras, con unos 580.000 euros de presupuesto, que, según las estimaciones de la concejala, comenzarán en el verano del 2021.

«Pertence a las actuaciones de la Edusi que más impacto visual van a tener sobre la localidad, porque el Palacio de Godoy es uno de las edificaciones más emblemáticos de Badajoz y a día de hoy está escondido tras ese muro y esos árboles», lamentó. En este sentido, apuntó que estas proyectos contribuirán a hacer mejor considerablemente una de las primordiales entradas a la ciudad más importante pacense, por una región privilegiada como es el entorno del río.







Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí