El Partido Comunista de España (PCE) y la Unión de Juventudes Marxistas de España ( UJCE) en Cáceres exigen la retirada «instantánea» de la Cruz de los Caídos. Aseguran que fue aprobada en el año 2004, en un pleno del municipio en el que se dio luz verde unánimemente a una iniciativa de Izquierda Unida donde se solicitaba una remodelación urbanística de la región de la plaza de América, que incluía el traslado de la Cruz al cementerio y su sustitución por otro monumento en pos de la paz. 16 años después, añaden, «este monumento al terror franquista sigue en exactamente el mismo lugar por medio de la complicidad de las sucesivas alcaldías que guardaron este tema en un cajón, inclusive situándose en la ilegalidad tras la aprobación de la ley de Memoria Histórica en el 2007».

Demandan así al de hoy alcalde, Luis Salaya, «un deber total con la ley de Memoria Histórica que se vea plasmado en la retirada tanto de la Cruz de los Caídos y de todos y cada uno de los símbolos franquistas de la ciudad, tal como una apuesta en estable con las reivindicaciones enserio, justicia y reparación de las víctimas del franquismo cacereñas». Salaya ahora anunció que trasladará la Cruz l cementerio, mas no ha concretado una fecha.

Hasta entonces, un grupo de cacereños ha iniciado los trámites para crear una plataforma en defensa de este monumento. Salvemos la Cruz de los Caídos, como se denominan en las comunidades, ya cuenta con casi 4.000 miembros y planean movilizaciones.






Fuente