«Espectáculo sensual de Vox sobre la moción de censura «, escribió en Twitter. José Ignacio Echániz, portavoz adjunto del PP en el Congreso. Fue la primera reacción de los conservadores al discurso de Santiago Abascal. Además de repetir sus ataques contra el Estado autónomo y el gobierno «socialcomunista», el ultralíder había cargado contra la construcción de la Unión Europea y el multilateralismo y cuestionó el cambio climático y el origen del covid-19. Una serie de medias verdades y mentiras que molestaron a los diputados del PP, que se agitaron en sus asientos y murmuraron con algunas de las peroraciones.

En el primer receso del debate, al mediodía, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, convocó a la prensa. Quería hablar. Parecía que el PP iba ​​a revelar su sentido del voto, pero no fue así. El número dos de Pablo Casado insistió en que es una moción «Inútil», porque no tiene suficiente soporte, y «prematuro», porque le da alas a Pedro Sánchez, y se negó a precisar si se abstendrán o votarán en contra. García Egea consideró que La crítica de Abascal a la Unión Europea fue «un error», que para el PP es el «único contrapeso real al Gobierno de Sánchez «como, a su juicio, se ha podido apreciar en el comunicado que Bruselas ha lanzado antes de la reforma que solicita al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En referencia a esta cuestión, el Secretario General ha destacado la «utilidad» de Casado, que la semana pasada viajó a la capital belga para informar al Partido Popular Europeo de los cambios impulsados ​​por el Gobierno y logró reunirse con Ursula von der Leyen, Presidente de la Comisión Europea. Ese «rigor, seriedad y trabajo bien hecho», señalan en el equipo del líder del PP, es lo que necesitan los españoles.

No hay libertad para votar

El debate continuará el jueves a las nueve y será el turno de escuchar a los representantes de Podemos y Casado, entre otros. Oficialmente, los populares no han querido confirmar que es él quien sube a la tribuna, aunque varios diputados de la cúpula del grupo dan por sentado que «debe dar la cara» en una moción que Vox también ha diseñado en su contra. . El PP subrayará la imposibilidad de la iniciativa (Vox tiene 52 escaños) en el futuro, porque altos funcionarios del partido repiten estos días, los votos de toda la derecha, del centro y de «Bildu, ERC y JxCat».

El presidente del PP quiso poner en escena ese desdén por Abascal al no asistir al debate durante la tarde. Prefirió ir a la oficina y mantener una videoconferencia con el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Comercio, Valdis Dombrovskis. Le explicó su propuesta, descartada por Pedro Sánchez hasta ahora, de la necesidad de crear una «autoridad independiente» para gestionar los fondos europeos del covid-19.

El portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, dijo que con su discurso el líder de Vox había llegado «la culminación de tonterías» por informar uno «conspiración galáctica y planetaria» cuando se refirió al coronavirus y al cambio climático. En la votación, en la que Casado no ha dado libertad de voto, se verá si se abstiene ante las tonterías de Abascal o da un ‘no’, como varios diputados se atrevieron a reclamar en privado tras 10 horas del primer día.


.



Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí